Obama extendió su apoyo a Macri para “volver a encauzar” a Argentina 

Al iniciar su visita de 2 días, dijo: “Estados Unidos y Argentina pueden ser fuertes socios globales para promover los valores que compartimos".

Obama en Argentina

El presidente Obama camina con su homologo Mauricio Macri por la Casa Rosada.

AFP

Internacional
POR:
afp
marzo 23 de 2016 - 03:28 p.m.
2016-03-23

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, apoyó el miércoles en Buenos Aires el empeño de su homologo Mauricio Macri para que Argentina retome roles clave en la región y el mundo, tras una década de roces con los gobiernos de centroizquierda de los Kirchner.

“Tomamos nota de los cambios, el mundo se ha dado cuenta también. Con el presidente Macri, Argentina está retomando su rol tradicional de liderazgo en la región y el mundo”, dijo Obama en conferencia de prensa junto a Macri en la Casa Rosada.

Al iniciar una visita de dos días en Argentina, dijo que “Estados Unidos y Argentina pueden ser fuertes socios globales para promover los valores universales que
compartimos”.

La presencia del mandatario está rodeado de reforzadas medidas de seguridad por los atentados en Bruselas.

Macri es un liberal y promercado, antítesis de los gobiernos de Cristina y Néstor Kirchner (entre 2003 y 2015) que alentaron el rol del Estado con regulación de la iniciativa privada.

El presidente argentino agradeció de su lado a Obama haber ordenado desclasificar archivos militares y de inteligencia en EEUU sobre la última dictadura (1976-1983).

“Ahora que se conmemora (el jueves) 40 años del golpe militar que consolidó el capítulo más oscuro de nuestra historia, quiero agradecer la desclasificación de archivos”, dijo Macri.

Organismos de derechos humanos se lo habían solicitado a Washington. Estados Unidos había desclasificado miles de documentos en 2002, pero aún faltaban archivos.

Obama rendirá homenaje a los millares de víctimas de la dictadura el jueves en una visita al Parque de la Memoria, aunque sin la presencia de los organismos que participarán en una marcha multitudinaria de evocación del golpe de Estado.

“Un gesto de amistad”

“Estamos impresionados con el trabajo de Macri en sus primeros cien días”, lanzó Obama a su par argentino.

Macri dijo que la visita de Obama es interpretada “como un gesto de amistad frente a un nuevo cambio” en Argentina.

“Compartimos valores profundos, respeto por los derechos humanos, las libertades individuales, por la democracia, la justicia y la paz”, agregó.

Dijo también que comparte con Obama la mirada sobre los retos del siglo XXI, que será “el del conocimiento, la tecnología, innovación, el emprendedurismo”.

“Su liderazgo --le dijo a Obama-- es muy inspirador por emprender cambios con audacia y convicción”.

Al resumir los acuerdos firmados el miércoles en Buenos Aires, el presidente argentino destacó el de “potenciar el intercambio en educación, ciencia y tecnología, la creación de trabajo, aliento al comercio y las inversiones”, además del combate al crimen organizado y lavado de dinero.

Ambos gobiernos firmaron incluso una declaración conjunta en apoyo a la OEA y al sistema interamericano de derechos humanos.

“Hicimos autocrítica”, dice Obama

Obama, acompañado de su esposa Michelle, sus hijas Sasha y Malia, y su suegra, llegó a Buenos Aires tras una visita histórica a Cuba, donde propuso borrar las marcas de la Guerra Fría.

En Argentina, donde no se percibe en la calle pasión a favor ni en contra de su presencia, se esperaba que el mandatario admitiera el cuestionado papel de Estados Unidos en el sanguinario régimen militar, impuesto hace cuatro décadas.

Obama no lo hizo pero admitió que "hicimos mucha autocrítica" por la cuestión de los derechos humanos en los años 70.

Paralelamente, el Vaticano confirmó este miércoles que en pocos meses abrirá archivos relativos a la última dictadura argentina por voluntad del papa Francisco.

Centenares de organizaciones humanitarias, sindicales y sociales marcharán el jueves para repetir el 'nunca más' a una dictadura y contra el acuerdo de pago que impulsa Macri para saldar una deuda multimillonaria con financistas conocidos como "fondos buitre".

Minoritarias agrupaciones de izquierda se movilizan el miércoles contra la presencia de Obama. "Fuera buitres de Argentina", decía uno de los afiches callejeros.

Mirar adelante

Macri agasajará a Obama el miércoles con una cena en el Centro Cultural Kirchner, una de las últimas obras públicas inauguradas por Kirchner.

“Creo que Argentina es un buen ejemplo de un cambio que ha ocurrido en cuanto a las relaciones de Estados Unidos con otros gobiernos y otros países en general”, había dicho Obama a la cadena CNN.

Tras elogiar a Macri como "un presidente que reconoce que estamos en esta era" y que "mira hacia adelante", apuntó que aunque tuvo una relación cordial con Kirchner durante eventos del G-20, "sus políticas de gobierno eran siempre antinorteamericanas".

La de Obama es la primera visita de un presidente estadounidense a Argentina tras el portazo que recibió George W. Bush en 2005 durante la Cumbre de las Américas. En la cumbre naufragó el Tratado de Libre Comercio (Alca) de Bush.

Lideraron la resistencia los entonces presidentes Lula da Silva, Néstor Kirchner y Hugo Chávez. Obama descansará el jueves en la villa turística de Bariloche.