OEA no descarta una intervención militar en Venezuela

Por su parte, el Gobierno de Nicolás Maduro aseguró que denunciará al presidente del organismo, Luis Almagro ante la ONU por promoverla.

Luis Almagro,secretario general de la OEA.

Luis Almagro,secretario general de la OEA.

EFE

POR:
Portafolio
septiembre 15 de 2018 - 11:28 a.m.
2018-09-15

Este viernes, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, aseguró que no se debe descartar una intervención militar en Venezuela para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro, al que responsabiliza de provocar una crisis humanitaria y migratoria. 

"En cuanto a intervención militar para derrocar el régimen de Nicolás Maduro, creo que no debemos descartar ninguna opción", dijo Almagro en una rueda de prensa en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela.

(Lea: ¿Sirven las sanciones internacionales para sacar a Maduro del poder?)

El jefe de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuya actitud Maduro ha calificado de "injerencista", justificó su declaración en "violaciones de derechos humanos" y "crímenes de lesa humanidad" cometidos por el gobierno venezolano contra su pueblo. El "sufrimiento de la gente, en el éxodo inducido que está impulsando, hace que las acciones diplomáticas estén en primer lugar, pero no debemos descartar ninguna acción", afirmó.

Almagro, que este viernes culmina una visita de tres días a Colombia para evaluar la ola migratoria de venezolanos, cuestionó a la "dictadura" de Maduro por negarse a recibir ayuda humanitaria ante la profunda crisis económica de Venezuela.

(Lea: EE.UU. y militares venezolanos conversaron para tumbar a Maduro

Además señaló al gobierno chavista de reprimir a su pueblo de una forma diferente a "las demás dictaduras" que ha habido en América. "En este caso es la miseria, es el hambre, es la falta de medicamentos, como instrumentos represivos para imponer una voluntad política al pueblo. Eso es inadmisible", aseguró.

Venezuela está sumida en una profunda crisis económica que ha provocado que 2,3 millones de personas salieran desde 2014 del país petrolero, según la ONU. Colombia ha recibido a más de un millón.

(Lea: Desmoronamiento de Venezuela destaca el costo de la crisis

RESPUESTA INTERNACIONAL

El secretario había dicho el jueves, tras reunirse con el presidente colombiano Iván Duque, que la crisis migratoria que afecta a la región se resolvía con "democracia" en Venezuela. Pero este viernes instó a la comunidad internacional a "no permitir una dictadura en Venezuela", porque además de las afectaciones a los venezolanos provoca una inestabilidad regional en términos humanitarios y de seguridad.

El pueblo venezolano "ha pagado un precio más que alto para recuperar su libertad, para recuperar su democracia, y todavía no la ha recuperado. La comunidad internacional definitivamente tiene que dar respuesta a esto", aseveró.

Duque, que aboga por fortalecer la presión diplomática contra Caracas, pidió entonces "a varios jefes de Estado" apoyar la denuncia que la OEA remitió a la Corte Penal Internacional (CPI) en contra del gobierno de Maduro.

El informe fue elaborado por expertos independientes por iniciativa de Almagro tras verificarse delitos de lesa humanidad en el marco de las protestas antigubernamentales a partir de 2014.

“NECESITAMOS APOYO”

Almagro también clamó por ayuda internacional para atender la que considera "la crisis migratoria más grande" del hemisferio occidental, tras visitar refugios y comedores comunitarios para migrantes venezolanos en Cúcuta. "Nunca hemos visto un gobierno tan inmoral en el mundo, que no admita ayuda humanitaria cuando está en medio de una crisis humanitaria. La ayuda humanitaria tiene que llegar a Venezuela", declaró.

Maduro ha rechazado los ofrecimientos de ayuda humanitaria de diferentes países, entre ellos Colombia, con la que su país comparte 2.200 kilómetros de frontera. Bogotá congeló prácticamente sus relaciones con el gobierno venezolano, en rechazo a la Asamblea Constituyente de plenos poderes y bajo control chavista que rige en Venezuela desde hace más de un año.

Varios venezolanos reunidos en un comedor comunitario manejado por la Iglesia católica en Cúcuta, principal punto de entrada de los migrantes a Colombia, pidieron a Almagro que trabaje por la "libertad" de su nación y porque Maduro deje el poder que asumió en 2013.

"Le dije que nos ayudara, que nos apoyara porque estamos necesitando del apoyo de todos esos países hermanos que nos tienden la mano", afirmó Gabriela Gil, una venezolana de 25 años que cargaba a su bebé.

LA RESPUESTA DE VENEZUELA

Ante dichas declaraciones, el gobierno de Nicolás Maduro aseguró que denunciará al secretario general de la OEA ante Naciones Unidas "por promover la intervención militar".

"Venezuela denunciará ante la ONU y otras instancias internacionales a Almagro por promover la intervención militar en nuestra patria y atentar contra la paz de América Latina y el Caribe", escribió en Twitter este sábado la vicepresidenta, Delcy Rodríguez.

"Almagro pretende revivir los peores expedientes de intervención militar imperialistas en nuestra región, cuya estabilidad está seriamente amenazada por la demencial actuación de quien usurpa de forma desviada y abusiva la secretaría general de la OEA", señaló Rodríguez.

Con agencias

Siga bajando para encontrar más contenido