Operación para estabilizar acciones chinas tiene éxito

Las medidas para impulsar los mercados bursátiles han funcionado ya que han traído estabilidad, no obstante, las transacciones de acciones y futuros son escasas.

Operación para estabilizar acciones chinas tiene éxito

EFE

Operación para estabilizar acciones chinas tiene éxito

Internacional
POR:
septiembre 08 de 2015 - 11:30 p.m.
2015-09-08

La amarga medicina para ayudar a los golpeados mercados bursátiles chinos ha traído estabilidad a las cotizaciones, al menos por ahora, pero ha tenido un costo: las transacciones de acciones y futuros son tan escasas que el paciente amenaza con quedar en coma.

Los volúmenes intradiarios en mercados accionarios clave han caído y la negociación de futuros bursátiles prácticamente se ha evaporado esta semana, luego que los operadores de las bolsas propusieron “cortacircuitos” para limitar la variación de los índices en una sesión y se cambió la tributación de los dividendos para favorecer a los inversores de largo plazo.

Las propuestas fueron aplaudidas por algunos, pero la fuerte baja de los volúmenes evidencia que muchos inversores han perdido la confianza en la capacidad de Pekín para manejar la inestabilidad bursátil, que provocó una caída de las acciones de un 40 por ciento desde junio. Wang Feng, gestor de fondos y presidente ejecutivo de Alpha Squared Capital, está considerando sumarse al éxodo masivo desde las bolsas chinas.

El ejecutivo está buscando inversiones alternativas en futuros de materias primas como opción a los futuros de índices bursátiles.

Algunos de sus colegas en las transacciones de alta frecuencia han estado cancelando sus planes para ir a China.

Wang culpó de la falta de vida en el mercado a una serie de intentos de los reguladores para frenar la especulación.

“El chiste es que ahora el mercado es un paciente en estado vegetal”.

Qiu Zhi, estratega de Huatai Securities Co, dijo que ha visto un creciente interés de los inversores chinos de abrir cuentas en Hong Kong para negociar futuros de índices. “Las reglas del juego son más consistentes en Hong Kong”, añadió.

REFORMANDO LAS REGLAS

China ha estado ocupada reescribiendo las reglas en las semanas recientes y no ha cejado en las intervenciones y cambios de políticas para apuntalar a los mercados y evitar el pánico.

Además de los esfuerzos de las autoridades, las bolsas propusieron esta semana imponer “cortacircuitos” al índice CSI300 para suspender sus transacciones si sube o baja más de un 5 por ciento en una sesión.

Si bien la decisión pareció convencer a algunos inversores de que dejaran de vender acciones, también pudo influir en que la gente dejara de comprar.

Los volúmenes de negociación en el Índice Shanghai Composite han bajado más de un 40 por ciento desde el anuncio del lunes de los planes de cortacircuitos y el martes estaban en su mínimo desde febrero, un mes que usualmente tiene poca actividad por las fiestas del año nuevo lunar.

Los operadores sospechan que muchas de las transacciones que siguen haciéndose son de la llamada “selección nacional” de inversores del Gobierno, que impulsan los índices cerca del final de la sesión, lo que provoca alzas difíciles de explicar de otra manera.

El que una vez fuera un activo mercado de futuros de índices ha visto cómo sus volúmenes se evaporaban. El contrato de referencia de futuros del índice CSI300 cayó desde cerca de 600.000 operaciones el viernes a menos de 23.000 el martes.

El riesgo para China es quedarse con un mercado bursátil estable pero ilíquido, que hará mucho más difícil para los operadores abrir las bolsas a nuevas Ofertas Públicas Iniciales.

En la medida en que las nuevas emisiones de acciones sigan suspendidas, la bolsa no servirá como una alternativa viable a los préstamos bancarios para financiar la rápida expansión empresarial que Pekín desea que impulse su economía en el largo plazo.

Reuters