Oposición venezolana se lanza tras el revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro

Emprenderá este miércoles la recolección de firmas para activar
el referendo con el que busca sacar del poder al mandatario.

Nicolás Maduro / Presidente de Venezuela

El mandatario le atribuye la crisis al derrumbe del petróleo y a una "guerra económica" de empresarios de derecha para desestabilizar al gobierno, pero la oposición culpa al modelo socialista.

Reuters

Internacional
POR:
afp
abril 27 de 2016 - 12:34 a.m.
2016-04-27

Mes y medio después de haberla solicitado, la oposición recibió este martes en el Consejo Nacional Electoral (CNE) la planilla donde deberán consignar en los próximos 30 días las firmas del 1% del padrón electoral (195.721 electores de todo el país), primera fase del proceso.

"Esto es muy importante porque lo que estamos exigiendo es la activación de un mecanismo para el cambio pacífico, institucional", manifestó el secretario ejecutivo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba.

El portavoz de la MUD anunció que las marchas que habían convocado para exigir el miércoles la planilla "se transformarán en una gran concentración, en los mismos puntos, para iniciar la recolección masiva de las firmas".

En una carrera contrarreloj, que prevén con escollos, la oposición, que controla el Parlamento, se ha propuesto que se realice este mismo año el referendo, que está presentando a la población como un "revocatorio contra la crisis económica".

El país petrolero padece una severa crisis económica, con la inflación más alta del mundo (180% en 2015) y una aguda escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, a lo que este año se sumó una severa crisis de electricidad, por la sequía provocada por el fenómeno El Niño.

Para ahorrar energía, Maduro decidió este martes que el sector público trabaje sólo dos días a la semana, y el lunes puso en marcha un programa de racionamiento eléctrico en ciudades y pueblos de casi todo el país -excepto Caracas y otros dos estados-, lo que provocó pequeños focos de protestas.

El mandatario la atribuye la crisis del país al derrumbe de los precios del petróleo y a una "guerra económica" de los empresarios de derecha para desestabilizar a su gobierno, pero la oposición culpa al modelo socialista.

"Habrá obstáculos, pero el pueblo quiere el revocatorio para acabar con la escasez, la crisis, los apagones, la inflación, el desastre que vivimos", dijo el excandidato presidencial Henrique Capriles, quien perdió en 2013 las elecciones contra Maduro por estrecho margen.

TRAS EL "FIRMAZO"

Tras ratificar la convocatoria a concentraciones el miércoles, Torrealba se mostró seguro de que las rúbricas serán recogidas "en tiempo récord". "Vamos a iniciar el firmazo (...) porque la gente quiere firmar para salir del gobierno".

En caso de que valide esas primeras firmas del 1% del padrón electoral,el CNE dará el banderazo de salida para que la MUD recolecte luego las cuatro millones de firmas requeridas para convocar el revocatorio.

El referendo revocatorio legalmente puede ser solicitado una vez que el mandatario, elegido un mes después de la muerte de su mentor, el líder socialista Hugo Chávez, haya cumplido la mitad de su gobierno, lo que ocurrió el pasado 19 de abril.

Para remover a Maduro en un referendo se requiere el apoyo de 7.587.532 -votos con los que fue electo- más uno, y se exige la participación de al menos 25% de los inscritos en el registro electoral.

"Ahora la energía del país se pone en marcha para lograr democráticamente lo que está en la Constitución que es tener el referendo este año y la elección de un gobierno de unidad nacional que logre que salgamos de este caos", dijo el jefe de la bancada opositora en el legislativo, Julio Borges.

La decisión del CNE ocurre un día después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) cerró la posibilidad de que la Asamblea Nacional recorte el mandato del presidente de seis a cuatro años a través de una enmienda constitucional, por considerar que esa figura no tiene carácter retroactivo.

El TSJ ha tomado en estos cuatro meses una serie de fallos en contra de leyes y decisiones tomadas por la oposición, por lo cual los dirigentes de la MUD lo acusan de servir al chavismo.

El país está enfrascado en una profunda crisis institucional. Aunque el CNE dio el primer paso en el proceso del referendo, el camino del referendo no es sencillo. Aunque la convocatoria no depende del parlamento,podría terminar en el TSJ si se impugnan las firmas o el resultado, por denuncias de fraude.

El secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reaccionó en Twitter al expresar "satisfacción por (la) positiva decisión de CNE de #Venezuela".