Países miembros del G7 buscan reactivar sus economías

Esto, mientras los mercados sufrieron bajas por dudas sobre los bancos europeos y el plan de estímulo de empleo en EE. UU.

POR:
septiembre 09 de 2011 - 10:45 p.m.
2011-09-09

Al concluir la primera jornada, el ministro francés de Finanzas François Baroin, dijo que los países ricos del G7 están decididos a dar una "respuesta internacional fuerte y coordinada" para responder a los desafíos planteados por la debilidad del crecimiento mundial.

El ministro francés, cuyo país preside actualmente el G7 (Estados Unidos, Alemania, Francia, Japón, Italia, Gran Bretaña y Canadá), precisó que el G7, logró encontrar "un punto de equilibrio" entre la difícil tarea" de combinar reducción de los déficit y apoyo al crecimiento.

"Tuvimos discusiones importantes a ese respecto y ese punto de equilibrio, logramos encontrarlo", aseguró ante la prensa, al término de la primera jornada de la reunión. Frente a las "inquietudes", hay "necesidad de un esfuerzo concertado a nivel internacional para apoyar un crecimiento fuerte, durable y equilibrado", añadió Baroin.

Al referirse a la preocupación de los europeos por reducir sus déficit, el ministro francés aseguró que se necesitan "planes de consolidación presupuestal equilibrados y favorables al crecimiento".

Por su parte, el ministro británico de Finanzas George Osborne dijo tras la primera jornada que los países ricos del G7 progresan con miras a establecer un programa concertado destinado a apoyar el crecimiento mundial.

"Lo que es importante ahora es un programa internacional concertado para tratar el problema de la crisis de la deuda y apoyar el crecimiento", declaró Osborne, citado por un portavoz británico.

"Pienso que estamos progresando para llegar a ese objetivo", agregó. Osborne añadió que hay un "amplio apoyo" al programa de 477.000 millones de dólares propuesto el jueves por el presidente estadounidense Barack Obama.

 Osborne había reiterado antes este mismo viernes en Londres la determinación de su país a continuar su plan de austeridad, pese a la advertencia de la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, contra políticas de saneamiento presupuestal muy severas. Lagarde, llamó a los ministros y gobernadores de los bancos centrales del G7 a actuar "con audacia" para alejar el espectro de la crisis de la deuda en países de la Eurozona y de una nueva recesión en el mundo industrializado.

"El mensaje clave que quiero transmitir hoy día es que los Estados deben actuar ahora y actuar con audacia" para enfrentar "una fase llena de peligros", dijo Lagarde en Londres, antes de viajar a Marsella.

Lagarde reiteró su polémico llamado a una recapitalización de los bancos europeos. El secretario estadounidense del Tesoro, Timothy Geithner, instó igualmente a Europa a asumir "un compromiso inequívoco para respaldar el sistema financiero europeo", pero excluyó una acción concertada de los bancos centrales del G7 sobre el mercado.

AFP

Siga bajando para encontrar más contenido