Panamá dice que Colombia quiere evitar la competencia con aranceles

Panamá está evaluando aplicar a Colombia otras medidas contempladas por la OMC en el caso de incumplimiento de sus fallos.

Panamá

Archivo particular

Internacional
POR:
efe
agosto 08 de 2016 - 05:36 p.m.
2016-08-08

La extensión en Colombia del decreto que extiende por cuatro meses los aranceles a los textiles y calzados de la Zona Libre de Colón, busca proteger a los empresarios colombianos de la competencia panameña, aseguró el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De la Guardia.

“Claramente ellos están reaccionando a proteger su sector industrial y de textiles, y la prórroga del decreto es un reflejo del lobby de sus empresarios que no quieren la competencia de la Zona Libre de Colón (ZLC)”, arguyó De La Guardia.

Recientemente Colombia extendió hasta noviembre próximo el cobro del arancel del 10 % a los calzados y textiles provenientes de la ZLC, y un cargo de 5 dólares por cada contenedor, que aplica desde 2012, con el argumento de que busca evitar el contrabando y el lavado de dinero.

La medida fue rechazada por Panamá, que reclama que Colombia sigue sin acatar un fallo del año pasado de la Organización Mundial del Comercio (OMC), ratificado este junio, en el que declaró ilegal el cobro del arancel a las reexportaciones de la ZLC, la mayor zona franca del hemisferio.

Para el ministro, el Gobierno colombiano ha sido presionado por intereses económicos para extender el decreto de los aranceles, "achacando la culpa" a la prevención de los delitos económicos.

De la Guardia recordó que Panamá y Colombia tienen suscrito un acuerdo de intercambio de información aduanera, "que está funcionando, y han habido más de 900 solicitudes de intercambio de información de parte de Colombia que Panamá ha respondido".

Una actitud que, de acuerdo con el alto funcionario, demuestra que a "Panamá no le interesa el contrabando, nosotros queremos que vaya el comercio legítimo".

Panamá respondió a la medida colombiana con un aumento de las tasas de importación de una serie de productos que generalmente vienen de Colombia, que regirá desde el próximo día 16 hasta diciembre, y con la modificación a una ley de reciprocidad que prevé medidas tributarias y migratorias, la cual debe ser aprobada por el Parlamento.

Esta legislación no solo serviría para enfrentar la situación con Colombia, sino también con cualquier país que discrimine a Panamá, como El Salvador, Brasil, Ecuador, Perú o Francia, que tienen al país canalero en listas negativas, recordó De La Guardia.

El titular de Economía dijo al canal TVN que Panamá además está evaluando aplicar a Colombia otras medidas contempladas por la OMC en el caso de incumplimiento de sus fallos.

Panamá tiene paralizado el proceso de aprobación parlamentaria del tratado de libre comercio firmado con Colombia en el 2013 precisamente por el tema arancelario que llegó a la OMC, y negocia con la nación andina un tratado para evitar la doble tributación que incluye una cláusula de intercambio de información fiscal a requerimiento.