Panamá rechaza el intercambio automático de datos fiscales

La OCDE había mostrado su preocupación en particular por el caso de Panamá, ya que se trata de un importante centro financiero y, como tal, corre el riesgo de ser el escenario escogido para operaciones financieras oscuras.

Hace poco, Panamá firmó un acuerdo de intercambio de información tributaria con Colombia.

Archivo particular

Hace poco, Panamá firmó un acuerdo de intercambio de información tributaria con Colombia.

Internacional
POR:
octubre 29 de 2014 - 03:36 p.m.
2014-10-29

Panamá, Bahrein, las islas Cook, Nauru y Vanuatu son los cinco países que se resisten al intercambio automático de información fiscal que da este miércoles un paso más en su formalización con la firma en Berlín de un acuerdo para crear una autoridad competente.

Según los datos comunicados por el Foro Global sobre las Transparencia, vinculado a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), estos cinco estados son los únicos que no han mostrado disposición a adherirse a ese intercambio automático.

En el otro bando, una cincuentena de países suscribe hoy en Berlín el Acuerdo de Autoridad Multilateral Competente que constituye un paso más en la aplicación de la convención sobre el intercambio automático de información fiscal.

La reunión es la ocasión para que los 92 estados que ya se han comprometido a aplicar ese intercambio automático den precisiones sobre ese procedimiento, y entre otras cosas cuándo empezarán a cruzar los datos con otros países.

En concreto, 58 estados han anunciado que lo harán a partir de 2017 y los 34 restantes a partir de 2018. Saint Amans se mostró convencido de que con los pasos que se están dando para el intercambio automático y los que están previstos, "la presión aumentará" sobre los estados que no se hayan sumado al proceso porque quedarán identificados en lo que se podría asimilar a las antiguas "listas negras" de paraísos fiscales.

De hecho, la OCDE destaca que desde que empezó la movilización internacional, en 2009, para un intercambio de datos fiscales ha permitido recaudar 37.000 millones de euros en una veintena de países gracias a que medio millón de personas han regularizado su situación ante el temor de ser controladas.

Formalmente el Foro Global sobre la Transparencia no contempla ningún mecanismo de sanción contra los países recalcitrantes, pero el director de fiscalidad de la OCDE aventuró que conforme mayor sea el número de qué países se comprometan, más difícil será para los irreductibles seguir atrayendo inversiones. Es más, recordó que algunas instituciones multilaterales como el Banco Mundial (BM) o el Banco Europeo de Inversiones (BEI) han establecido protocolos para no realizar inversiones en los Estados que no respeten este tipo de obligaciones de intercambio de información para evitar la evasión fiscal y luchar contra el fraude.

La convención multilateral ha tenido un desarrollo con los estándares para su puesta en práctica y los próximos pasos son su traslación en la legislación interna de los países, la preparación de una infraestructura administrativa y técnica para colectar información, la protección de la confidencialidad de esos contenidos y métodos seguros de salvaguarda.

EFE