Paro camionero se extiende por todo Brasil

El gobierno de Dilma Rousseff enfrenta protesta de transportistas por aumento del precio de los combustibles y los bajos valores de los fletes.

Los estados brasileños más afectados son los fronterizos.

Archivo particular

Los estados brasileños más afectados son los fronterizos.

Internacional
POR:
febrero 25 de 2015 - 01:37 a.m.
2015-02-25

Los bloqueos realizados por camioneros en importantes carreteras de Brasil se extendieron a nuevas regiones del país, obligaron a algunas empresas a suspender sus entregas y ya amenazan el abastecimiento de alimentos y combustibles en algunas ciudades, informaron fuentes oficiales.

La protesta contra el aumento del precio de los combustibles y los bajos valores de los fletes fue iniciada por los camioneros el viernes, el lunes afectó a seis estados y este martes se extendió a otros tres estados.

Según el último balance de la Policía Federal de Carreteras, los camioneros tenían bloqueados total o parcialmente, hasta la tarde del martes, 69 tramos en 24 carreteras federales en nueve estados de Brasil.

En 66 de los tramos bloqueados, el tránsito está interrumpido en los dos sentidos de la vía.

Uno de los bloqueos instalados, en el kilómetro 64 de la carretera Anchieta, interrumpió el acceso al puerto de Santos, el mayor del país y la principal puerta de embarque de las exportaciones brasileñas.

Los estados más afectados son los del sur y del oeste de Brasil, fronterizos con Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Perú, principalmente Santa Catarina, con 17 bloqueos; Río Grande do Sul (15) y Paraná (14), pero las protestas también se extienden a Sao Paulo y Minas Gerais, los dos estados más poblados.

Varias empresas, principalmente de carnes, leche y otros alimentos, suspendieron sus envíos y hasta las exportaciones por la posibilidad de perder sus productos.

La protesta amenaza el abastecimiento de combustibles y alimentos en ciudades del sur de Brasil que quedaron prácticamente aisladas.

La Policía Federal de Carreteras, en negociaciones con los manifestantes, ha conseguido que se autorice provisionalmente el paso de vehículos particulares, ambulancias y autobuses, pero no el de camiones.

El Gobierno, por intermedio de la Abogacía General de la Unión (AGU), anunció que presentó recursos ante la justicia para exigir la inmediata suspensión de los bloqueos en todo el país. Un juez del estado de Río Grande do Sul fue el primero en responder a la petición del Gobierno y ordenó el desbloqueo de tres carreteras en esa región, pero los camioneros no habían acatado la orden en la tarde de ayer, pese a la amenaza de multas.

La situación fue debatida en una reunión entre los ministros de Justicia, José Eduardo Cardozo, Transportes, Antonio Carlos Rodríguez, de la Secretaría General de la Presidencia, Miguel Rossetto, y el titular de la AGU, Luis Inácio Adams.

La Confederación Nacional de Transportes Autónomos (CNTA), que representa a los camioneros, alegó que el “transporte de carretera vive una situación difícil” e instó a todos los sindicatos a organizarse para plantear soluciones.

PREOCUPACIÓN BRASILEÑA POR DETENCIÓN DE LEDEZMA

El gobierno de Brasil reiteró su “gran preocupación” por la situación en Venezuela tras la detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y afirmó que “son motivo de creciente atención” las “medidas” que “afectan directamente a partidos políticos y representantes democráticamente electos”.

En una nota oficial divulgada por la cancillería, el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff también manifestó su preocupación por “iniciativas tendentes a abreviar el mandato” de Nicolás Maduro. El comunicado considera “imperiosa la pronta retomada del diálogo político” auspiciado por Unasur con un “apoyo decisivo de la Santa Sede”.

EFE