Qué pasa con el consumidor de EE. UU. que ya no gasta

La conducta influiría en resultado económico del 2015.

En abril, las firmas de servicios básicos cayeron 1,3 %, lo que contribuyó a la debilidad en la producción industrial.

Archivo particular

En abril, las firmas de servicios básicos cayeron 1,3 %, lo que contribuyó a la debilidad en la producción industrial.

Internacional
POR:
mayo 16 de 2015 - 01:19 a.m.
2015-05-16

Si de algo se preciaban los estadounidenses era de su carácter consumista. Pero eso parece estar cambiando, según los últimos indicadores económicos de Estados Unidos.

Esa nueva tendencia comienza a preocupar a analistas y economistas, que temen que la recuperación pueda estarse comprometiendo, por cuenta de la caída en el consumo en ese país.

Las últimas cifras reportadas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos indican que en el primer trimestre el consumo apenas subió un 0,9 %, el ritmo de crecimiento más mediocre desde octubre del 2009, cuando el país estaba en medio de la peor crisis finaciera desde la época de la gran recesión de los años 30.

El índice de ventas minoristas y en restaurantes permaneció sin cambios en abril, de acuerdo a cifras corregidas de variaciones estacionales, según datos difundidos el miércoles por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, según AFP.

Un estudio de la Universidad de Michigan señaló que su índice de confianza del consumidor bajó a 88,6 en la lectura preliminar de mayo, desde la cifra final de 95,9 en abril.

“Los estadounidenses se han vuelto más cuidadosos en las compras”, dijo un experto en mercadeo, al comentar que la gente ahora lleva lista de compra al supermercado y trata de apegarse a ella. Ya no es tan común ver los carritos de compras abarrotados de chucherías ni gaseosas”.

Ese resultado prendió las alarmas a los analistas que esperaban una ligera alza del 0,2%

Pese a que el dólar cayó ayer a un mínimo de tres meses frente al euro, los expertos no creen que eso sea suficiente. Aunque el repunte de la moneda estadounidense está disipándose, es improbable que el sector se recupere mucho por los desafíos en el renglón energético, según Reuters. El resultado manufacturero y de consumo pesan mucho más.

“Los decepcionantes datos generaron dudas sobre la recuperación de la mayor economía mundial, pese a que el índice del dólar perdió un 0,3 por ciento a 93,204. El sector manufacturero –que representa alrededor de un 12 % de la economía– ha sido perjudicado por la fortaleza del dólar.

“No es un buen comienzo para el crecimiento del segundo trimestre”, dijo Jennifer Lee, de BMO Capital Market.

De diciembre a febrero se mantuvieron en números rojos debido al invierno riguroso, y habían aumentado recién en marzo (+1,1%), ligeramente por encima de lo estimado inicialmente (+0,9%).

En medio de la preocupación por el bajo consumo, tampoco se dieron esta semana buenas noticias sobre la producción industrial estadounidense durante el mes de abril.

La baja de la productividad se ha venido sintiendo por cinco meses continuos, causada en parte por la caída de las explotaciones de petróleo y gas, estimadas en un 14,5 por ciento para abril. Esto le da un carácter más sombrío al cuadro de crecimiento de la economía del país en el segundo trimestre.

Los datos publicados ayer viernes mostraron una fuerte caída de la confianza del consumidor a comienzos de mayo y un repunte leve en la actividad fabril en el estado de Nueva York.

A comienzos de año, la economía estadounidense fue afectada por el mal clima, huelgas en puertos, un dólar más fuerte y profundos recortes de gastos por parte de compañías energéticas.

El gobierno de Barack Obama reportó en abril un incremento del Producto Interno Bruto anualizada del 0,2 %.

Pero datos de comercio e inventarios publicados posteriormente sugirieron que la economía en realidad se contrajo en los tres primeros meses de 2015. A eso le tienen miedo los economistas.

DATOS VISTOS POR EL EMISOR

Los informes del viernes, publicados tras débiles datos de ventas minoristas y de inflación al consumidor de esta semana, sugieren que la Reserva Federal probablemente no elevará las tasas de interés en el corto plazo.

“Significa que es improbable que veamos un enorme repunte en el impulso del crecimiento en el próximo mes (...) Estos no son los números que inspirarían confianza en la FED para que endurezca la política (monetaria)”, dijo Millan Mulraine, economista de TD Securities en Nueva York.

La FED de Nueva York informó que su índice Empire State de condiciones generales de negocios subió a 3,09 en mayo desde –1,19 en abril, que había sido la primera lectura negativa para el índice desde diciembre. Economistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban que el índice subiera a 5,0 este mes. La FED suele vigilar el uso de la capacidad instalada como una señal acerca de cuanta “capacidad ociosa” sigue existiendo en la economía y cuánto espacio hay para la aceleración del crecimiento antes de que se vuelva inflacionario.

María Victoria Cristancho

Subeditora

marcri@portafolio.co

Con información de agencia