Pekín prohibirá venta de carbón

La meta es reducir la contaminación del aire de la ciudad.

Una densa niebla producto de la contaminación cubre la capital china.

Archivo particular

Una densa niebla producto de la contaminación cubre la capital china.

Internacional
POR:
agosto 05 de 2014 - 01:24 p.m.
2014-08-05

Según un comunicado de la Oficina Municipal de Protección Ambiental, desde ahora y hasta el año 2020 se suprimirá paulatinamente la venta y la utilización de carbón en seis distritos de la urbe y se cerrarán las plantas de energía que utilizan esta fuente de energía.

La medida forma parte del plan de la capital para optimizar los recursos energéticos y mejorar la calidad del aire de la ciudad que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), registró de media en 2013 una concentración de partículas de PM 2,5 -las más pequeñas y perjudiciales para la salud- de 89,5 microgramos por metro cúbico, más del doble que el estándar de la OMS.

El plan establece que otras fuentes de energía como la electricidad y el gas natural reemplazarán el carbón para alimentar la calefacción comunitaria o las cocinas de la ciudad.

Según datos del departamento, las principales causas de la contaminación en la capital china son los vehículos, origen del 31,1 por ciento de las partículas PM 2,5, seguido de la combustión del carbón (22,4 por ciento) y de la actividad de las industrias cercanas (18,1 por ciento).

Las cifra oficiales indican que en 2012 el carbón representó el 25,4 por ciento del consumo energético de la capital, una cifra que se espera que se reduzca hasta menos del 10 por ciento en 2017.

Las autoridades lanzaron el año pasado una inversión récord para reducir la cantidad de estas partículas para 2017 hasta los 60 microgramos por metro cúbico, con un paquete de medidas que incluso promete cerrar hasta 300 industrias contaminantes sólo en Pekín.

Los expertos consideran que la única solución es que la segunda economía mundial, el mayor consumidor de carbón del mundo, reduzca de forma paulatina su dependencia de las industrias pesadas y apueste por un modelo de energía mixta.

La grave contaminación en China es una de las mayores preocupaciones de la población, dados los alarmantes casos de cáncer registrados en el país, hogar de un 20 por ciento del total mundial de pacientes de esta enfermedad recientemente diagnosticados, según datos oficiales (Vea imágenes del impacto industrial en el gigante asiático).

Además del problema sanitario, la polución ya está siendo un problema económico para el Gobierno chino.

El turismo en ciudades como Pekín se ha visto reducido en un 10 por ciento en 2013 con respecto al año anterior.

EFE