6% de las pérdidas mundiales de alimentos se da en A. Latina

Así lo señala el informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) sobre el desperdicio global de comida.

América Latina pierde o desperdicia por lo menos el 15% de sus alimentos disponibles.

Reuters

América Latina pierde o desperdicia por lo menos el 15% de sus alimentos disponibles.

Internacional
POR:
julio 17 de 2014 - 03:19 p.m.
2014-07-17

Las pérdidas y desperdicios de alimentos impactan la sostenibilidad de los sistemas alimentarios, reducen la disponibilidad local y mundial de comida, generan pérdidas de ingresos para los productores, aumentan los precios para los consumidores e impactan de manera negativa en su nutrición y salud, y afectan al medio ambiente debido a la utilización no sostenible de los recursos naturales.

Así lo señala el informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), sobre las pérdidas de alimentos en el mundo, y que en América Latina representan el 6% del total.

"Cada año la región pierde o desperdicia alrededor del 15% de sus alimentos disponibles, lo que reduce la disponibilidad local y mundial de comida, genera menores ingresos para los productores y aumentan los precios para los consumidores", explicó el representante de la FAO para la zona, Raúl Benítez.

Agregó que las pérdidas y desperdicios también tienen un efecto negativo sobre el medio ambiente, debido a la utilización no sostenible de los recursos naturales. "Enfrentar esta problemática es fundamental para avanzar en la lucha contra el hambre y debe convertirse en una prioridad para los Gobiernos de América Latina y el Caribe", indicó Benítez. 

Entre las conclusiones del informe se destacan las siguientes:

Cada año, América Latina pierde o desperdicia por lo menos el 15% de sus alimentos disponibles.

El desperdicio de alimentos por segmento se registra en la siguiente proporción: 28% en consumo, 28% en producción, 22% en manejo y almacenamiento, 17% en mercado y distribución, 6% durante el procesamiento.

Los alimentos que se desperdician a nivel de la venta al detal en América Latina y el Caribe, podrían satisfacer las necesidades alimenticias de más de 30 millones de personas, es decir, el 64% de quienes sufren hambre la región.

En los países de la región con niveles de subalimentación sobre el 5%, los alimentos perdidos sólo a nivel de retail son suficientes para que seis de ellos alimenten a toda su población y otros doce logren el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio.