Pese al lío judicial, Lula seguirá sin ser candidato

El fin de semana un juez pidió su liberación, la cual revocaron el mismo día. Expertos dicen que el expresidente no podrá presentarse.

Lula da Silva

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, repunta en las encuestas. 

AFP

POR:
Portafolio
julio 11 de 2018 - 09:30 p.m.
2018-07-11

El lío judicial que se vivió el fin de semana y que tuvo a Luiz Inácio Lula da Silva como protagonista, disparó muchos rumores sobre las mayores probabilidades que tendría el expresidente de presentarse, finalmente, a las elecciones de Brasil de octubre. Sin embargo, los expertos dejan claro que este no tiene ninguna posibilidad de participar en la carrera presidencial.

Cabe recordar que un juez brasileño solicitó la liberación de Lula da Silva, quien lleva meses preso por delitos de corrupción y lavado de dinero, una noticia que creó especulaciones sobre las elecciones.

(Lea: Legado de Lula para la clase media del país está en riesgo)

“Todo el incidente fue muy premeditado, pues el juez Rogério Favretto tiene una larga historia de trabajo para el PT. Él fue muy estratégico al seleccionar un domingo para presentar el habeas corpus y los abogados de Lula presentaron la petición un fin de semana cuando él trabajaba. También era el primer fin de semana de las vacaciones de Sérgio Moro para que no interfiriera. Finalmente, estaban apostando a la Copa del Mundo como una distracción. Afortunadamente, todo falló”, explica Monica Arruda de Almeida, profesora del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Georgetown.

(Lea: Juez brasileño cancela la orden de liberación de Lula da Silva

Pero más allá de lo que ocurrió el fin de semana, los expertos son claros en que los cargos imputados a Lula da Silva le impiden ahora, y lo harán en los próximos meses, presentarse a las elecciones. Como agrega Arruda de Almeida, “no hay ninguna posibilidad de que Lula se postule para la reelección, principalmente debido a la ley ‘ficha limpa’, que prohíbe a las personas que han sido condenadas que puedan ser elegidas”.

De igual forma, Ivar Hartmann, profesor de derecho de la Fundación Getulio Vargas (FGV), resalta que “la ley es clara: una persona condenada por un panel de jueces por un delito de corrupción, que es el caso de Lula da Silva, no puede postularse para un cargo. Es por esto que la candidatura de Lula está fuera de discusión”.

Eso sí, aunque el expresidente brasileño no pueda postularse a las elecciones, todavía estaría sobre la mesa su futuro en prisión. Ante esto, Hartmann pone de manifiesto que “Lula probablemente permanecerá encarcelado al menos hasta que el Tribunal Superior de Justicia escuche la apelación que su defensa ya hizo sobre la condena. Esto tomará aproximadamente un año. Si el Tribunal Superior de Justicia confirma la condena, Lula presentará la apelación ante el Tribunal Supremo, que probablemente también demorará un año en decidirse”.

GOLPE A LA IZQUIERDA

En este contexto, uno de los factores más relevantes es el hecho de que a estas alturas, no hay ningún candidato en Brasil de izquierda con grandes posibilidades de ganar, teniendo en cuenta que Lula da Silva sigue primero en las encuestas de intención de voto.

“Lula concentra un alto porcentaje de popularidad en Brasil, lo cual le alcanzaría para ganar en primera vuelta, pero no en segunda. Lamentablemente, no fue capaz de formar equipos y nuevos líderes y, cuando tuvo la oportunidad, en vez de apoyar un liderazgo autónomo, se decantó por Dilma. Al hacerlo, se eligió a sí mismo; hizo un voto de personalismo para regresar al poder, sin nadie capaz de disputarle el liderazgo. Esta megalomanía le está costando caro ahora a la izquierda, que no tiene otro candidato”, afirma Pablo Lacoste, profesor de estudios avanzados de la Universidad de Santiago de Chile.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido