Pese a precios bajos, México mantiene alta meta para Ronda 1

El Comisionado de la CNH, autoridad mexicana, dijo a Portafolio que esperan colocar el 80 % de los bloques.

Édgar Rangel, Comisionado CNH (comisión reguladora de México).

Archivo particular

Édgar Rangel, Comisionado CNH (comisión reguladora de México).

Internacional
POR:
mayo 24 de 2015 - 11:29 p.m.
2015-05-24

Cuando en el mundo el promedio de éxito de una subasta petrolera es del 40 por ciento, el gobierno mexicano espera que su Ronda 1 de subastas, en la que ofrecerán 14 bloques de aguas someras, tenga ofertas para el 80 por ciento de las áreas sobre la mesa.

¿Será posible alcanzar esta meta tan ambiciosa en el actual entorno de precios del barril?

En diálogo con Portafolio el comisionado de la CNH (Comisión Nacional de Hidrocarburos de México), Édgar Rangel, sostuvo que están confiados en que así será por dos razones: por un lado, porque ya han visto el interés de las empresas que han pagado por tener acceso a los datos de los bloques en oferta.

“La primera en presentarse, de hecho, fue Ecopetrol”, señaló.

Pero además en la lista están la también colombiana Pacific Rubiales, Exxon Mobil, Shell, entre otros grandes jugadores de la industria.

“La otra razón es que estamos poniendo los mejores bloques. Para nosotros, no tiene sentido que te quedes con los bloques buenos, ¿para qué los guardas?. Por eso es que se genera tanto interés”, explicó Rangel, tras su presentación en la XXIV Conferencia de Energía de La Jolla (California) del Instituto de las Américas.

LA DUDA DE LOS CONTRATOS

Ahora bien, que esa expectativa se convierta en realidad dependerá también de cómo queden establecidos los contratos de operación.

De acuerdo con expertos como Francisco Monaldi, profesor de política energética, invitado al Harvard Kennedy School, la revelación de los contratos finales para esta primera etapa de las rondas de México determinará en buena parte si se concreta el interés que han mostrado hasta ahora los inversionistas.

Las mayores preocupaciones tienen que ver con la complejidad regulatoria que se fijó en las reformas

“No queda totalmente claro cómo se puede cancelar el contrato, esa es una preocupación muy grande, porque los inversionistas quieren tener predictibilidad para que en el caso de que el Gobierno diga: “usted no cumplió”, puedan tener un árbitro independiente que decida si se incumplió o no”, señaló Monaldi.

Agrega el analista que en otros países esa cláusula se ha usado “como una especie de pistola en la cabeza”, lo que en otras palabras quiere decir que los Estados la utilizan como camisa de fuerza para hacer modificaciones inesperadas en los contratos, con la excusa de que si los operadores no acceden se puede cancelar el contrato.

De acuerdo con Rangel, la autoridad ha hecho revisiones y modificaciones a los contratos con base en recomendaciones realizadas por algunas empresas. Pero advirtió que es probable que, aún con estos cambios, no queden satisfechos.

“Todo el mundo opina dependiendo de qué lado del juego está y yo no lo tomo a mal. Las empresas operadoras van a buscar tener mayor rentabilidad, porque ese es su trabajo y su prioridad. Yo no creo que ninguna empresa operadora vaya a decir que ya están perfectos los contratos”, señaló.

A finales de esta semana se conocerán finalmente cuáles son las versiones finales de estos contratos. La Ronda 1 está programada para el 15 de junio, y en el éxito de la misma están puestos los ojos de toda Latinoamérica, en particular de Colombia, que ve en México a uno de los principales competidores en la carrera de atraer nuevos inversionistas para el sector petrolero.