Peso argentino se depreció ayer 8,54 %

La moneda tuvo su mayor devaluación diaria desde la crisis del 2002. El Gobierno intervino el mercado.

El peso argentino se depreció ayer 8,54 por ciento respecto al dólar.

Agencias

El peso argentino se depreció ayer 8,54 por ciento respecto al dólar.

POR:
enero 24 de 2014 - 02:02 a.m.
2014-01-24

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) intervino ayer en el cierre del mercado de cambios con una inyección de unos 100 millones de dólares para reducir la brusca depreciación del peso, que cerró a 7,75 pesos para la venta y 7,65 para la compra.

La moneda argentina se depreció 8,54 por ciento, la mayor caída en un solo día desde marzo del 2002, cuando el país sufría los efectos de una fuerte crisis económica en la que se abandonó la paridad con el dólar.

“La política del Banco Central fue de flotación administrada del tipo de cambio y cuando se entendió que el precio no era el adecuado se decidió intervenir”, dijeron fuentes oficiales y financieras.

La intervención del ente bancario tuvo lugar horas después de que el Gobierno negase estar detrás de la devaluación que registró el peso el miércoles, cuando cedió 24 centavos en los últimos minutos de operaciones, con el consentimiento del Banco Central.

La entidad ha intervenido por años diariamente en el mercado para evitar bruscos movimientos de la moneda local, pero el miércoles no tuvo participación en la plaza.

La tercera economía latinoamericana está sufriendo por la escasez de dólares debido a la debilidad de sus exportaciones, un pobre nivel de inversión externa por la desconfianza en su economía y la falta de acceso a los mercados de crédito internacional desde su masiva cesación de pagos del 2002.

El jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, dijo que la caída de la moneda, de 3,3 por ciento, se debió a las fuerzas de la oferta y la demanda.

EL PROCEDIMIENTO PARA ADQUIRIR DÓLARES

Las empresas autorizadas para adquirir divisas en la plaza, mayormente para operaciones de comercio exterior, deben contar con una autorización de la agencia impositiva estatal.

En cambio, los ahorristas e inversores que quieran protegerse de la alta inflación en el país deben adquirir divisas en el mercado negro, donde el peso vale 70 por ciento menos.

La caída de la divisa añade presión a los precios en el país sudamericano, que registra una de las tasas de inflación más altas del planeta, que este año se espera supere el 30 por ciento, según cálculos extraoficiales.

AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido