Mercados asiáticos sufren y peso mexicano se devalúa tras victoria de Donald Trump

La noticia no desató el impacto que tuvo el ‘Brexit’. Hay expectativa por la política económica del nuevo presidente de EE. UU.

Bolsas del mundo cerraron al alza por esperanzas en Europa

El peso mexicano alcanzó una caída histórica en la jornada de este miércoles. 

archIVO

Internacional
POR:
Portafolio
noviembre 09 de 2016 - 09:32 a.m.
2016-11-09

La victoria de Donald Trump en la elección presidencial de Estados Unidos causó este miércoles sobresaltos pero no pánico en los mercados, a diferencia de lo ocurrido cinco meses antes con el Brexit.

Los mercados financieros sufrieron pérdidas, en especial con un desplome del peso mexicano a su nivel histórico más bajo, debido a un resultado electoral que no habían anticipado. Pero no hubo pánico y la reacción era menos intensa que tras el referéndum británico, cuyo resultado también sorprendió a todos.

Ejemplo de ello fue el dólar, que al esbozarse el triunfo de Trump cayó a su nivel más bajo en dos meses (1,13 dólares por euro) pero se recuperó notablemente a media jornada del miércoles (USD 1,1022 por euro) una vez ya ampliamente confirmada la victoria del republicano. Otro ejemplo fue la bolsa de Londres, que abrió este miércoles en fuerte baja, pero se dio el lujo de pasar brevemente en territorio verde mediada la mañana. Poco después volvía a perder levemente 0,62%.

"Durante la noche, los mercados (asiáticos) acusaron el golpe, pero una vez superado el estupor, y gracias al hecho de que Hillary Clinton no cuestionó la victoria, y a que el primer discurso de Trump fue federador, no cundió el pánico, como tras el voto a favor del Brexit", explicó a la AFP Alain Zeitouni, director de gestión de Russell Investments France, basado en Londres. "(...) Asia absorbió el choque de la sorpresa, y ahora los mercados europeos se recuperan" indica por su lado Jean Louis Mourier, economista de Aurel BGC.

Las bolsas europeas abrieron con bajas de hasta casi 4% este miércoles, pero luego esas caídas se moderaron superada la media sesión. La plaza de Fráncfort perdía 1,27% (cayó 2,87% a la apertura), la de París retrocedía 1,53% (-2,83% al inicio de la sesión, -8% tras el Brexit) y Madrid caía casi 2%.

Moscú fue el único mercado que operaba en alza, a contracorriente de la tendencia mundial.

Trump, que ha expresado su admiración por el presidente Vladimir Putin, era indudablemente el candidato favorito del Kremlin. En cambio en la bolsa de Tokio, el índice Nikkei cerró con una caída de 5,36%, y Hong Kong terminó la sesión con una caída del 2,2%. También retrocedieron el resto de las bolsas de la zona Asia Pacífico.

El peso mexicano paga los platos rotos

Pero era la moneda mexicana, –barómetro de la opinión de los mercados en estas últimas semanas sobre las elecciones–, la que sufría la mayor caída. En Asia, llegó a perder 14%, cotizando a 20,7431 pesos frente al dólar. Luego se estableció en 19,919 pesos.

México temía la victoria de Trump, que ha amenazado con renegociar los acuerdos de libre comercio, expulsar de Estados Unidos a millones de inmigrantes ilegales y de hacer pagar al país vecino del sur la construcción del muro en su frontera común.

"Las elecciones (en Estados Unidos) son cruciales no sólo para el peso mexicano, también para México", comentó para la agencia Bloomberg News Carlos Rodado, especialista de América Latina en Natixis en Nueva York.

"Estos comicios podrían determinar el futuro de los intercambios entre los dos países y cuestionar 20 años de integración económica", agregó.

Unos cambios 'radicales'

Ahora los mercados de todo el mundo esperan saber qué hará el futuro presidente de Estados Unidos. Si el programa anunciado por Donald Trump durante la campaña se concretiza "los cambios económicos pueden ser radicales" estima Alain Zeitouni. Recuerda además que Donald Trump "viene del mundo de los negocios, conoce la importancia del crecimiento económico y, con una Cámara de Representantes y un Senado republicanos, tiene la vía libre".

Pero por el momento, añade el experto, la dificultad para los mercados es que "esta victoria plantea muchos más interrogantes que las respuestas que aporta".

AFP