Barril subió y anota su tercera semana de alzas

La confianza del mercado mejoró a pesar del exceso de suministros.
Brent se cotizó en US$ 45,11, mientras WTI se ubicó en US$ 43,73.

Petróleo

Pese al alza reciente, los mercados petroleros continúan sobreabastecidos en entre 1 y 2 millones de barriles de crudo por sobre la demanda.

Archivo particular

Internacional
POR:
reuters
abril 22 de 2016 - 08:19 a.m.
2016-04-22

Los precios del petróleo subieron el viernes y registraron su tercera semana sucesiva de ganancias, debido a que la confianza del mercado mejoró en medio de señales de que el exceso de suministros a nivel global podría estar disminuyendo.

El fuerte consumo de gasolina en Estados Unidos y crecientes señales de un declive de la producción en todo el mundo, así como también cierres de yacimientos, han apuntalado un regreso de las inversiones en el sector, según operadores.

Los futuros del crudo Brent terminaron la sesión con un avance de un 1,3 por ciento, a 45,11 dólares por barril, en tanto, el referencial del petróleo en Estados Unidos ganó un 1,3 por ciento a 43,73 dólares por barril. Ambos contratos llegaron a subir hasta un 3 por ciento durante la sesión.

La remontada fue limitada por una toma de ganancias antes del fin de semana, dijeron operadores.

El Brent subió alrededor de un 4,5 por ciento en lo que va de la semana, en tanto, el WTI ganó un 8,4 por ciento y ambos referenciales cerraron su tercera semana de ganancias. El precio del crudo se ha elevado más de dos tercios desde los mínimos que tocó entre enero y febrero.

Los operadores también apuntaron a las sólidas importaciones de China en marzo como un factor que apuntaló los precios. Sin embargo, analistas advirtieron que el mercado petrolero está lejos aún de equilibrar la oferta y la demanda.

La caída de la producción de crudo -especialmente en Estados Unidos, donde muchos productores están cerrando tras un desplome de hasta un 70 por ciento de los precios desde 2014-, también está ayudando a impulsar al mercado.

Pese al alza reciente, los mercados petroleros continúan sobreabastecidos en entre 1 y 2 millones de barriles de crudo por sobre la demanda, lo que ha dejado a los tanques de almacenamiento en todo el mundo llenos de combustible no vendido.