Petróleo vería la luz al final del túnel en 2016

En lo que falta del 2015 se estabilizarían y empezarían a subir a partir del 2016, consideran los especialistas del mercado. Aunque todos coinciden en que está lejano el día en que un barril vuelva a los 100 dólares. El WTI alcanzaría los 58 dólares y el Brent en 68 dólares.

Un grupo de 18 productores de crudo de África están presionando para que se reduzca la producción a fin de impulsar los precios.

Archivo

Un grupo de 18 productores de crudo de África están presionando para que se reduzca la producción a fin de impulsar los precios.

Internacional
POR:
abril 09 de 2015 - 03:49 a.m.
2015-04-09

Según los especialistas, la baja del crudo desde mediados de 2014, que trajo incertidumbre al mercado, habría encontrado su piso y tendería a estabilizarse, en la medida que se desacelere el crecimiento de la oferta de Estados Unidos por un recorte de gastos.

"Proyectamos un precio para el barril de crudo Brent de 58 dólares en la primera parte del 2015, de 68 dólares en el cuarto trimestre del año y de 74 dólares en el primer trimestre de 2016", dijo la directora de Macro Mercado Petrolero de Wood Mackenzie, Ann-Louise Hittle.

Las previsiones, presentadas en Punta del Este durante la conferencia de la Asociación Regional de Empresas de Petróleo y Gas Natural en Latinoamérica y el Caribe (Arpel), suponen un escenario con un crecimiento de la economía mundial de un 2,4 por ciento en 2015.

Para el gerente financiero de la estatal energética chilena Enap, Ariel Azar, la situación no es tanto coyuntural sino estructural.

"Ya se está hablando de un precio promedio para el año 2015 en torno a los 60 o 65 dólares el barril", señaló Azar.

Sin embargo, todo parece indicar que no se recuperarán valores superiores a los 100 dólares en el mediano plazo.

EL PESO DE MEDIO ORIENTE

La muy probable reinserción de Irán en el mercado petrolero como resultado de un marco de acuerdo nuclear de Lausana con Estados Unidos, China, Rusia, Alemania, Francia y Reino Unido tendría impactos significativos en la oferta, si el país coloca la reserva de barriles de petróleo que posee.

"Las sanciones comerciales se van a levantar e Irán podrá entrar al mercado internacional, pero no de la noche a la mañana", dijo el director del World Petroleum Council, Pierce Riemer.

En la misma línea, el vicepresidente de la consultora IHS, Carlos Pascual, dijo que si Irán vuelve al mercado, incrementando la oferta, lo hará con un precio un 50 por ciento más bajo que hace un año y medio.

"No sería irrazonable esperar que para el final del año veamos 300.000 barriles por día de petróleo más que vengan de Irán al mercado", agregó Pascual.

El analista subrayó la importancia de estar atentos a las decisiones de Arabia Saudita, un país "que tiene la capacidad sobresaliente de aumentar la producción en 30 días y sostenerla por 90 días, en crisis".

Especialistas sostuvieron que el precio actual del petróleo podría elevar la aversión a realizar inversiones.

No obstante, relativizaron el efecto en una industria que se proyecta en mediano y largo término. "Todos los proyectos de gas y crudo son a largo plazo. Son las pequeñas empresas las que quizás más sufren la situación actual", finalizó Riemer, el director del World Petroleum Council.

OPEP ESTÁ DIVIDIDA

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) está dividida entre los que quieren salvar los precios y los que prefieren respetar la cuota de mercado.

La Opep debería alterar su curso y reducir su oferta de petróleo en 800.000 barriles por día (bpd) o más para evitar que el esperado retorno de las exportaciones iraníes presione a la baja los precios del crudo, dijo el gobernador de Libia.

Los comentarios subrayan el efecto que el desplome del petróleo desde 115 dólares el barril en junio, por un exceso de suministros globales, ha tenido en los miembros menos ricos de la Opep fuera del Golfo Pérsico y sugieren que el grupo de 12 países sigue dividido en torno al impacto del cambio en la política en 2014 para defender la cuota de mercado y no los precios.

"Los miembros de la Opep, como una unidad, necesitan revisar sus estrategias", dijo Samir Kamal, gobernador de Libia ante la Opep.

"Necesitan llegar a un acuerdo para reducir los niveles de producción en al menos 800.000 barriles por día, especialmente ahora que se ha logrado un acuerdo con Irán que se espera que aumente su producción", añadió el funcionario.

La Opep se reunirá de nuevo el 5 de junio para determinar su política de producción. Aunque no se opusieron a la decisión del grupo el año pasado de no reducir el bombeo, otros miembros fuera del Golfo Pérsico como Venezuela e Irán han expresado dudas y buscaron una reducción de suministros.

Un grupo de 18 productores de crudo de África están presionando para que se reduzca la producción a fin de impulsar los precios que, según sostienen, han caído a niveles que amenazan con generar malestar social.

Pero sin el apoyo de Arabia Saudita y otros miembros de la Organización en el Golfo Pérsico, es improbable que se reconsidere esa posibilidad.

Arabia Saudita ha aumentado su bombeo a niveles récord y Kuwait ha sostenido que la Opep no alterará su política de producción en la reunión de junio.​

Con información de agencias.