Petroleras hacen lobby para que Trump no sancione al crudo venezolano 

Aseguran que sanciones que limiten las importaciones de petróleo del país suramericano perjudicarían a muchas refinerías estadounidenses.

Trump

El presidente estadounidense Donald Trump estudia sanciones contra Venezuela.

Bloomberg

Internacional
POR:
Bloomberg
julio 09 de 2017 - 01:18 p.m.
2017-07-09

Es improbable que la administración Trump prohíba las importaciones de crudo venezolano, aunque está considerando una serie de sanciones contra el sector energético del país, dijo una persona familiarizada con esas deliberaciones de la Casa Blanca.

Lea: (Estados Unidos considera posibles sanciones contra el sector petrolero de Venezuela).

Las autoridades estadounidenses no han tomado ninguna decisión sobre que sanciones podrían imponerse a Venezuela, o si se impondrá alguna, pero tienen serias preocupaciones sobre los impactos de un embargo al crudo sobre los precios nacionales de la gasolina y la economía en su conjunto, dijo la persona, que solicitó el anonimato porque la decisión aún no ha sido anunciada.

Lea: (Trump califica a Venezuela como un 'lío').

La prudencia de la administración llega en un momento en que las refinerías en Washington cabildean en contra de la medida, que interrumpiría los suministros a las refinerías estadounidenses que dependen del crudo venezolano, incluidas las que son propiedad de Valero Energy Corp., Phillips 66 y Chevron Corp. American Fuel and Petrochemical Manufacturers (AFPM), la mayor asociación de refinadores de Estados Unidos, ha instado al Secretario de Estado Rex Tillerson, al Secretario de Comercio Wilbur Ross y a otros funcionarios del gabinete estadounidense a que eximan a las importaciones venezolanas de crudo de un posible paquete de sanciones.

Lea: (El doble golpe que le daría EE. UU. a Venezuela con posibles sanciones).

"Sanciones que limiten las importaciones estadounidenses de crudo venezolano perjudicarían a muchas refinerías estadounidenses, en particular a las de las regiones de la Costa del Golfo y la Costa Este, que se han optimizado para utilizar los crudos ácidos producidos en Venezuela", dijo el presidente de la AFPM Chet Thompson en una carta a enviada al presidente Donald Trump el jueves.

Las refinerías argumentan que interrumpir el suministro afectaría sus márgenes y elevaría los precios de la gasolina. Venezuela fue el segundo mayor proveedor de crudo en 2016 a la costa del Golfo, con 701.000 barriles diarios, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.

Las refinerías estadounidenses importaron 24,4 millones de barriles de crudo del país en abril. Citgo Petroleum Corp, la refinería estadounidense controlada por la empresa petrolera estatal venezolana Petróleos de Venezuela SA, ocupa la mayor proporción de esas importaciones, seguida por Valero, Chevron y Phillips 66.

La Casa Blanca está considerando sanciones contra la nación socialista a la luz del anuncio hecho en mayo por el presidente Nicolás Maduro de que buscará volver a redactar la Constitución del país. Las protestas contra el gobierno en Venezuela han dejado al menos 95 muertos desde abril.