PIB de Italia retrocedió 0,7 %

La economía se contrajo por cuarto trimestre consecutivo, y a un 2,5 por ciento a tasa anual.

POR:
agosto 07 de 2012 - 11:18 p.m.
2012-08-07

 

La recesión de Italia se profundizó en el segundo trimestre, en el que la economía se contrajo 2,5 por ciento a tasa anual, de acuerdo con cifras oficiales difundidas ayer que complican los planes del Gobierno de controlar una crisis de deuda que amenaza a toda la zona euro.

La caída del 0,7 por ciento, apenas levemente mejor que la contracción del 0,8 por ciento experimentada en los primeros tres meses del año, indica que la recesión de la economía italiana ya se extiende por al menos un año.

Esto golpeará la recaudación impositiva, el empleo y el gasto del consumidor, un círculo vicioso que hará las cosas más difíciles para el primer ministro Mario Monti, quien apunta a reducir el déficit presupuestario a 0,1 por ciento del PIB en el 2014 para cumplir sus metas financieras.

Italia ha sido una de las economías de más bajo crecimiento dentro de la zona euro por más de una década y ahora está inmersa en el torbellino de la crisis de deuda, mientras sus costos de endeudamiento coquetean con niveles considerados insostenibles.

Los inversores están cada vez más preocupados por la capacidad de Italia para reducir una deuda pública que equivale a 123 por ciento de su producto interno bruto.

Monti aprobó medidas de austeridad para ahorrar más de 20.000 millones de euros a fines del año pasado para contener la crisis, pero el plan golpeó la confianza del consumidor y profundizó la recesión. “Las medidas de austeridad, obviamente, están repercutiendo sobre la economía”, dijo Vincenzo Bova, de MPS Capital Services. “La inversión y el consumo, tanto públicos como privados, son las áreas más golpeadas”, agregó.

Con los rendimientos de los bonos referenciales italianos persistentemente cerca del seis por ciento, Monti ha alertado repetidamente a sus socios europeos de que, a menos que muestren flexibilidad hacia las finanzas públicas italianas, el país podría ser gobernado pronto por un Gobierno euroescéptico sin compromiso hacia la consolidación fiscal.

El primer ministro dijo al semanario alemán ‘Der Spiegel’ que lo que él necesitaba de Alemania y la Unión Europea era apoyo moral, no auxilio financiero, y agregó que estaba preocupado por el creciente sentimiento antieuro, antialemán, y anti-UE en el parlamento italiano.

 

 

 

 

CAE CARTERA DE PEDIDOS DE LA INDUSTRIA ALEMANA

La cartera de pedidos de la industria alemana cayó en junio 1,7 por ciento con respecto al mes anterior a causa del desplome del número de encargos de una Eurozona, lastrada por la crisis, indicó el Ministerio de Economía.

Tras los incrementos de mayo (0,6 por ciento) y abril (1,4 por ciento), la cartera de pedidos alemana volvió a la tendencia negativa a pesar de que el volumen de grandes pedidos se mantuvo en valores promedio para junio. Tan solo los pedidos procedentes de afuera de la Eurozona repuntaron 0,6 por ciento, mientras que los del interior de Alemania cayeron un 2,1 por ciento y los de los países que comparten la divisa común cedieron un 4,9 por ciento.

Por categorías, los pedidos de bienes de consumo apenas retrocedieron 0,1 por ciento, mientras que los de bienes intermedios y los bienes de capital cayeron 3,2 por ciento y 1,0 por ciento, respectivamente.

Siga bajando para encontrar más contenido