Piden a China que deje de ser la 'fábrica del mundo'

La necesidad de que el gigante asiático revise su modelo de exportación, estimule su consumo y contribuya a impulsar la economía mundial fue una de las ideas que marcó las conferencias del Foro de Boao.

Bill Gates se reunió con el presidente chino Xi Jinping.

AFP

Bill Gates se reunió con el presidente chino Xi Jinping.

Internacional
POR:
abril 08 de 2013 - 05:08 p.m.
2013-04-08

El Foro de Boao, la reunión económica más importante de Asia, concluyó hoy tras tres días de conferencias de líderes económicos y políticos de los cinco continentes, en las que muchos pidieron a China que cambie su modelo económico y asuma la responsabilidad de ser, de una vez, motor del crecimiento global.

 

George Soros, magnate estadounidense, lo resumía hoy con la frase que "China ha sido el principal motor de crecimiento de la economía global, pero un motor más pequeño que el que suponían los consumidores estadounidenses".

 

"Ésa es una de las razones por las que el crecimiento mundial ha sido tan anémico", agregó Soros, quien resaltó que el gigante asiático "ha de cambiar su modelo de crecimiento y no puede depender ya más de las exportaciones, porque el mundo no puede absorber un superávit comercial crónico chino".

 

El presidente chino, Xi Jinping, en su reunión con destacados empresarios señaló que a China ya no le interesan los crecimientos de PIB de doble dígito. "No es que no podamos mantener un crecimiento muy rápido, es que no queremos hacerlo más", garantizó ante una treintena de magnates chinos y extranjeros, añadiendo que el país no busca "crecimientos extremos" y primará un desarrollo de calidad.

 

La directora general del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, alertó también de un posible agotamiento del exitoso modelo de crecimiento, que aunque ella denominó "asiático" estaba claramente dirigido a China. "La receta asiática para el crecimiento ha servido a la región, pero, como en un campo, tras muchas cosechas exitosas necesitas algo más, recursos adicionales para que el campo sea fértil de nuevo", señaló la política francesa en su intervención del domingo.

 

Tanto Soros como Lagarde subrayaron que parte del cambio que China -o Asia- deben afrontar descansa en un mayor gasto público en sanidad y educación. Para el estadounidense, porque las familias no tendrán que ahorrar tanto ante posibles gastos médicos, lo que estimulará el consumo interno que tanto desea Pekín; para Lagarde, porque se invertirá en "capital humano" que producirá innovación.

 

Esa innovación fue el principal asunto que trató en su ponencia del fin de semana el fundador de Microsoft, Bill Gates, quien aseguró que China, acusada frecuentemente de ser poco creadora y "copiarlo todo", destaca por su inventiva en sectores como el control de epidemias o la agricultura.

 

En este segundo punto, resaltó el invento del "arroz híbrido", que en las pasadas décadas ha conseguido aumentar la producción de este cereal básico en China y fue vital en la lucha de ese país contra el hambre (el inventor de este cultivo, Yuan Longping, también participó hoy en el Foro de Boao). Gates aseguró que "los avances científicos de China pueden ayudar a África y a los países menos desarrollados a combatir las enfermedades, la pobreza y el hambre".

 

La cuestión alimentaria global se trató hoy en otra mesa redonda en la que participó el subdirector general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el chileno Alejandro Jara, quien defendió que la Ronda de Doha para liberalizar el comercio agrícola mundial está "en punto muerto, pero no muerta".

 

Jara subrayó que a las reticencias de los primeros años de negociaciones, cuando los países desarrollados temían una entrada masiva de alimentos de las naciones en desarrollo, se une actualmente el problema de la seguridad alimentaria. "La principal preocupación hoy es la capacidad de suministro de los países", señaló Jara, quien añadió que "muchos gobiernos han aplicado restricciones a las exportaciones de sus productos agrícolas, lo que ha empeorado la situación".

 

EFE