Piden pruebas del retiro de Rusia de frontera ucraniana

El Kremlin aseguró que corrió sus bases tras el fin de los ejercicios militares en Rostov, Belgorod y Briansk.

POR:
mayo 20 de 2014 - 01:19 a.m.
2014-05-20

Rusia dijo ayer que ordenó la retirada de las tropas que realizaban maniobras cerca de su frontera con Ucrania, a menos de una semana de las cruciales elecciones presidenciales.

“Vladimir Putin dio la orden al Ministerio de Defensa, de devolver las tropas a sus guarniciones debido a la conclusión de los ejercicios que requirieron su desplazamiento a las regiones de Rostov, Belgorod y Briansk”, vecinas de Ucrania, señaló el Kremlin.

En Ucrania, “Rusia insta a poner fin inmediatamente a la operación represiva y a la violencia, a la retirada de las tropas y a la solución de todos los problemas existentes por medios exclusivamente pacíficos”, agregó el Kremlin, según la agencia pública Ria-Novosti, refiriéndose a la operación antiterrorista lanzada por el ejército ucraniano el 13 de abril.

Sin embargo, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, afirmó que no vio ninguna prueba de que Rusia haya comenzado a retirar las tropas acantonadas desde hace semanas cerca de la frontera ucrania. Según los occidentales, Rusia, acusada por Kiev de apoyar a la rebelión armada, disponía de unos 40.000 soldados allí, en el marco de maniobras militares. La semana pasada, Putin afirmó que estas habían retrocedido, pero Estados Unidos destacó que no tenía pruebas de movimientos por el momento.

“Si Rusia retira sus fuerzas de manera significativa y transparente hacia sus bases, nosotros recibiremos favorablemente" la medida, dijo un funcionario estadounidense.

El anuncio del Kremlin tiene lugar mientras en las regiones separatistas de Lugansk y Donetsk (este de Ucrania), siguen los enfrentamientos esporádicos entre insurgentes armados y soldados ucranianos. El ministerio ucraniano de Defensa informó ayer de la muerte de un soldado en un ataque con mortero de los rebeldes cerca de Slaviansk, uno de los bastiones de la insurrección, rodeado por las tropas regulares.

La violencia, que ya ha dejado unos 130 muertos desde el 13 de abril, cuando comenzó la operación destinada a retomar el control del este, podría obstaculizar los comicios en las regiones de Lugansk y Donetsk.
AFP 

Siga bajando para encontrar más contenido