‘La pobreza sigue estancada en A. Latina’

Según informe de la Cepal, la región mantuvo desde el 2012 un índice de penuria en un 28 %.

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

EFe

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Internacional
POR:
enero 27 de 2015 - 03:06 a.m.
2015-01-27

La reducción de la pobreza y la indigencia en América Latina se estancó durante el 2014, en un contexto de desaceleración económica en la región, indicó ayer un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), según AFP.

Pese al resultado promedio latinoamericano, Colombia estuvo entre los cuatro países que más redujeron su índice de pobreza, al pasar de 32,9 % a 30,7 %.

Los otros países que tuvieron una mejora en el tema fueron Paraguay (de 49,6 % a 40,7%), Perú (25,8 % a 23,9 %) y Chile (de 10,9% a 7,8 %)

“La pobreza afectó en 2014 al 28 % de la población de América Latina, lo que revela que su proceso de reducción se ha estancado en torno a ese nivel desde 2012”, indicó el informe ‘Panorama social de América Latina 2014’, presentado en la sede de Cepal en Santiago.

La cifra de pobreza del año pasado se traduce en 167 millones de personas que viven en esa condición, lo que significan cinco millones de pobres más que en el 2012. Las proyecciones de Cepal indican que en el 2014 se encontraban en extrema pobreza o indigencia 71 millones de personas, lo que significa un 12 % de la población en relación al 11,7 % del 2013, indicó el documento.

La pobreza en la región se produce en medio de la desaceleración económica de América Latina, afectada por la caída de las exportaciones principalmente a China, sumado a la modesta expansión que se prevé en el crecimiento económico para el 2014, de 2,2 %.

“La recuperación de la crisis financiera internacional no parece haber sido aprovechada suficientemente para el fortalecimiento de políticas de protección social que disminuyan la vulnerabilidad frente a los ciclos económicos”, dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal.

El informe indica además que cinco de los 12 países con información disponible al 2013 registraron disminuciones de la pobreza por ingresos superiores a un punto porcentual por año.

En Brasil la pobreza apenas bajó de 18,6 % a 18 %, mientras que Uruguay pasó de 6,1 % a 5,7 %, Panamá (de 24 % a 23,2 %) Costa Rica (de 17,8 % a 17 %).

Según la Cepal, Venezuela no quedó muy bien parada en el tema tras registrar un incremento en su índice de pobreza de 25,4 % a 32,1 % entre 2012 y 2013, mientras que Argentina registró 4,3%, y México 37,1 % con datos sólo hasta 2012.

Bárcena destacó que en materia de gasto social la región hizo un esfuerzo significativo a partir del 2008 para enfrentar la crisis financiera internacional. Sin embargo, entre el año 2012 y el 2013 se observó una desaceleración del crecimiento del gasto social.

EL BANCO MUNDIAL PIDIÓ APLICAR REFORMAS PARA BAJAR LAS DESIGUALDADES

Según el economista jefe del Banco Mundial (BM), Augusto de la Torre, las economías latinoamericanas no se están especializando”.

El economista jefe del BM para América Latina, Augusto de la Torre, advirtió ayer que las economías de la región “no se están especializando lo que deberían en la formación” de empleo y revisar sus políticas fiscales, por lo que mantener la reducción de la desigualdad de la década pasada será complicado ante el frenazo económico pronosticado para el 2015 y el 2016.

“América Latina va a estar dividida en un contexto de bajo crecimiento, al contrario que en la década pasada”, en la que el crecimiento necesario para reducir la desigualdad e incorporar a la población a la clase media fue “respaldado” por la demanda global, indicó De la Torre.

Las declaraciones del economista del BM se produjeron en una conferencia en el centro de estudios Wilson Center de Washington, donde estuvo acompañado por Ángel Mellizo, director del Departamento de Latinoamérica de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde).

Ambos expertos, remarcaron el desafío que encara la región dado que se calcula que en 2014 creció apenas un 0,8 % y se espera que en el 2015 repunte apenas al 1,7 %, de acuerdo con los últimos pronósticos del BM publicados este mes.

“Es una región que tendrá menos recursos y necesitará políticas más inteligentes para mantener la reducción de la desigualdad, ya que la ralentización se prevé que no sea solo en el 2015, también en el 2016”, indicó Mellizo, al insistir en la importancia de aplicar políticas fiscales que aumenten la recaudación de impuestos y lo hagan desde un marco más progresivo, para no afectar tanto a los sectores con menores ingresos.

Agencias