Polar advierte riesgo en producción por falta de divisas

La mayor empresa de alimentos de Venezuela denunció demoras de más de siete meses en la entrega oficial de dólares para importar materia prima bajo el control de cambios vigente en el país.

Polar advierte riesgo en producción por falta de divisas

El Nacional Venezuela GDA

Polar advierte riesgo en producción por falta de divisas

POR:
enero 22 de 2014 - 05:01 p.m.
2014-01-22

"La viabilidad de la producción de Empresas Polar está en riesgo por la deuda que mantiene Cadivi por concepto de liquidación de divisas, lo que impide pagar de forma oportuna a los proveedores internacionales", afirmó la compañía en un comunicado público.

De acuerdo con la empresa, la estatal Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), la principal ventanilla gubernamental para conseguir dólares en Venezuela, le adeuda 463 millones de dólares por la importación de materias primas e insumos que no son producidos en el país.

Hasta ahora, Polar, que fabrica entre otros productos la popular marca Harina P.A.N., se ha venido financiando con líneas de créditos de proveedores internacionales, pero en su comunicado señala que esa ventanilla se ha agotado y que de no cancelarse el monto adeudado se cerrará definitivamente esa fuente de financiamiento.

Siempre de acuerdo con la empresa, la deuda de Cadivi con el grupo ha crecido un 194 % en los últimos dos años y la demora promedio en autorizar los dólares necesarios para importar pasó de 50 días a unos 230 días en enero de este año. "Durante los últimos 45 días, Empresas Polar únicamente ha recibido una autorización de liquidación de divisas por parte de Cadivi equivalente al 0,6 % de la deuda acumulada y correspondiente a una solicitud introducida ante el organismo hace 341 días, situación inédita desde la implementación del control de cambios en febrero del 2003", indica el comunicado.

Finalmente, Polar manifiesta haber notificado estos problemas al Gobierno mediante diversos canales como reuniones y correspondencias. "El Gobierno nacional está a tiempo de tomar medidas que impidan la afectación de la producción, pero es necesario que se actúe de manera urgente para implementar mecanismos que agilicen la cancelación de la deuda pendiente y la tramitación de las próximas importaciones", indica el comunicado.

En Venezuela rige desde 2003 un estricto control estatal de cambio que impide la libre compraventa de divisas, administradas de manera exclusiva por Cadivi, que las vende de manera condicionada, en montos limitados y tras engorrosos trámites.

Durante el último año han crecido las quejas de los empresarios por las dificultades para acceder a los dólares que entrega Cadivi al tipo de cambio oficial de 6,3 bolívares por dólar, situación por la que culpan a la escasez de bienes básicos en el país. Las dificultades para conseguir algunos productos de consumo masivo llegan a la leche, al papel higiénico y más recientemente al papel periódico.

El Gobierno culpa por esta situación a la especulación y al acaparamiento, mientras ha dicho que hará una reestructuración "profunda" del sistema de asignación de dólares para evitar fraudes con los dólares preferenciales.

Durante el último año, Polar y el Gobierno venezolano protagonizaron un intercambio de acusaciones por la supuesta falta de sus productos en los supermercados que terminó con el presidente de la empresa, Lorenzo Mendoza, convocado a una reunión en el Palacio de Miraflores. En mayo del pasado año, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó a Polar de haber bajado la producción para provocar escasez de alimentos en el país, a lo que la firma respondió diciendo que trabaja al 100 % de su capacidad.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido