‘La política laboral de Yahoo es un error’: Richard Branson

A menos que se tenga un trabajo técnico como pilotear un avión, es probable que se lo pueda hacer desde casa, dice Richard Branson. Las compañías que prohíben la práctica, como Yahoo, presionan a las familias y limitan las oportunidades para las mujeres, según el fundador de Virgin Group.

Marissa Mayer, máxima responsable ejecutiva de Yahoo.

Archivo particular

Marissa Mayer, máxima responsable ejecutiva de Yahoo.

Internacional
POR:
abril 25 de 2015 - 07:35 p.m.
2015-04-25

“En la mayor parte de los empleos de oficina del mundo puede ofrecerse una completa flexibilidad”, dijo esta semana Branson en diálogo con Sheryl Sandberg, la máxima responsable operativa de Facebook, en Bloomberg TV. “Si (la gente con hijos) puede hacer el trabajo en su casa y estar con los niños, me parece que eso es bueno para la familia, bueno para la empresa y bueno para las personas”, dijo Branson.

A la pregunta de si piensa que la decisión que tomó hace dos años la máxima responsable ejecutiva de Yahoo, Marissa Mayer, de limitar el teletrabajo es un error, Branson contestó que sí, y la calificó de “una equivocación” que podría no ser beneficiosa para la productividad de la compañía.

Mayer fue blanco de las críticas cuando puso fin a la política de trabajar desde casa de Yahoo en febrero de 2013 porque pensaba que los empleados “(tenían) que trabajar juntos”. Quienes la criticaron, Branson entre ellos, dijeron que el trabajo desde el hogar por lo general mejora la productividad y que la flexibilidad para trabajar desde casa en ocasiones podría significar la diferencia entre que una madre avance en su carrera o tenga que renunciar. En animada conversación con Emily Chang, de Bloomberg, Branson y Sandberg volvieron a destacar su apoyo a la práctica.

Hay una diferencia entre parecer productivo y ser productivo, dijo Sandberg. “Claro que nos importa que la gente sea laboriosa, pero con eso se crea una cultura de mostrarse en ese acto en la oficina, y eso difiere de obtener resultados”, dijo.

Más aun, buena parte de lo que sucede en el trabajo es una actuación. “Pienso que mucho del trabajo de oficina y de comunicación es demasiado largo, demasiado formal”, dijo Sandberg. “Reducir las cosas puede ahorrar mucho tiempo y dejar mucho más margen para que las personas se desempeñen como padres”.

Si bien muchas empresas aprueban cierto grado de flexibilidad en el caso de quienes tienen hijos, trabajar desde casa como política universal sigue siendo tema de debate. Hay un punto, sin embargo, en el que pocos disentirían. Al describir las cosas superfluas de la vida de oficina, dijo: “Las reuniones son demasiado largas”.

Bloomberg