Portugal anuncia recortes severos en gastos públicos

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, anunció este viernes una serie de medidas de austeridad para responder así a las exigencias de los acreedores internacionales de Portugal.

Portugal anuncia recortes severos en gastos públicos

AFP

Portugal anuncia recortes severos en gastos públicos

POR:
mayo 03 de 2013 - 08:45 p.m.
2013-05-03

En un discurso a la nación, el jefe del gobierno de centro-derecha anunció que la edad para la jubilación plena pasaba de los 65 a los 66 años y anunció un proyecto de impuesto especial para las pensiones que no afectará a las más modestas. Passos Coelho también anunció su intención de aumentar de 35 a 40 las horas de trabajo semanales para los empleados estatales.

 El ejecutivo también prevé reducir 30.000 puestos de funcionarios en un país que cuenta con casi 700.000. "Las medidas que acabo de anunciar representan, en su conjunto, unos 4.800 millones de euros para 2015", precisó. "Dudar ahora supondría un golpe a la credibilidad que ya reconquistamos", subrayó el primer ministro y afirmó que estas medidas buscan evitar un segundo plan de rescate financiero.

En mayo de 2011, Portugal se comprometió a poner en marcha un exigente programa de ahorro y de reformas a cambio de un préstamo por valor de 78.000 millones de euros de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). La adopción de estas medidas es necesaria para que Portugal obtenga un nuevo tramo de ayuda de 2.000 millones de euros de sus socios de la "troika" (UE, FMI y Banco Central Europeo).

 El gobierno ya había presentado las grandes líneas de su plan, en el que señalaba su intención de ahorrar 4.700 millones de euros entre 2014 y 2016. También pretende reemplazar las medidas que suponían un ahorro de 1.300 millones de euros y fueron rechazadas a principios de abril por el Tribunal Constitucional.

"No vamos a aumentar los impuestos para corregir el problema presupuestario derivado de la decisión del Tribunal Constitucional", aseguró Passos Coelho, antes de concluir que "el camino debe pasar por la reducción estructural de los gastos públicos".

Los sucesivos planes de austeridad adoptados hasta el momento sumieron a la economía portuguesa en la recesión y empujaron el paro a niveles récord, lo que provocó un fuerte descontento de la población y un creciente aislamiento de la coalición en el poder desde hace dos años.

AFP

Siga bajando para encontrar más contenido