Los precios del petróleo cerraron a la baja y cayeron 3 por ciento

El barril de Brent cerró en 47,16 dólares, mientras que el crudo WTI retrocedió se ubicó en 46,33 dólares.

Petróleo

La decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea golpea con fuerza a los precios del petróleo, al inicio de la semana.

EFE

Internacional
POR:
reuters
junio 27 de 2016 - 01:34 p.m.
2016-06-27

Los precios del petróleo cayeron este lunes casi un 3 por ciento y llevaron al Brent a mínimos de siete semanas, ante un dólar firme y la incertidumbre del mercado por la decisión británica de abandonar la Unión Europea que amenazan con debilitar el rebote del crudo en lo que va del año.

Los crudos Brent y WTI han perdido casi un 8 por ciento desde el cierre del jueves -su mayor desplome de dos días en casi cinco meses- luego de que la decisión británica hizo que los inversores se refugiaran en activos seguros, provocando derrumbes en los más riesgosos.

Pese a las turbulencias del mercado, el petróleo ha estado subiendo desde febrero. Los futuros del crudo Brent cayeron 1,25 dólares, o un 2,6 por ciento, a 47,16 dólares el barril tras bajar a un piso de siete semanas a 46,69 dólares durante la sesión.

Por su parte, el barril de crudo WTI retrocedió 1,31 dólares, o un 2,8 por ciento, a 46,33 dólares. Su mínimo intradiario fue de 45,83 dólares, igualando el piso de un mes tocado el 17 de junio.

El reporte de la firma de inteligencia de mercado Genscape sobre una disminución de 1,3 millones de barriles en el punto de entrega de Cushing (Oklahoma) brindó poco soporte a los precios.

Pese a bruscos traspiés esporádicos, el petróleo ha mantenido una tendencia alcista en general, registrando avances mensuales desde febrero.
Anteriormente, la abundancia de global de inventarios casi había recortado los precios a la mitad desde mediados del 2014.

La libra esterlina tocó un mínimo de 31 años y el dólar alcanzó un pico de tres meses y medio. El alza del billete verde hizo que el petróleo y otras materias primas denominadas en esta moneda menos atractiva para los tenedores de otra divisa.

Morgan Stanley dijo que las repercusiones políticas del Brexit no deberían ignorarse. "Europa es un gran socio comercial de Estados Unidos y China, lo que podría generar un impacto con efectos globales, y un dólar más fuerte generalmente es poco útil para la demanda", señaló.