Los precios del petróleo bajaron este lunes

Datos de abundancia derivados del petróleo tumbaron los precios. El WTI perdió 1,55%, hasta US$45,24, y el Brent cerró en US$ 47,16, un 0,94 % menos.

Petróleo

Ambos referenciales iniciaron la semana con pérdidas. 

Reuters

Internacional
POR:
efe
julio 18 de 2016 - 07:46 a.m.
2016-07-18

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó este lunes un 1,55 %, hasta los 45,24 dólares el barril, en medio de nuevos datos que dan cuenta de la abundancia derivados del petróleo en el mercado.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en agosto bajaron 71 centavos de dólar respecto a la última jornada.

Según un informe de la firma financiera Morgan Stanley, existe un exceso de oferta de derivados del petróleo y ello está generando que las empresas de refinado disminuyan las compras de crudo.

Los analistas también atribuyeron el descenso del hoy al hecho de que el golpe de Estado fallido en Turquía no ha logrado alterar el suministro mundial de crudo en las rutas marítimas próximas a ese país.

Por su parte, los contratos de gasolina con vencimiento en agosto bajaron 3 centavos, hasta 1,39 dólares el galón, mientras que los de gas natural para entrega en el mismo mes bajaron 3 centavos, hasta 2,72 dólares por cada mil pies cúbicos.

Por su parte, el barril de petróleo Brent para entrega en septiembre cerró la jornada en el mercado de futuros de Londres en 47,16 dólares, un 0,94 % menos que al término de la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la jornada en el International Exchange Futures con un retroceso de 0,45 dólares respecto a la última negociación, cuando acabó en 47,61 dólares.

El precio del petróleo europeo cayó ante el temor a que el reequilibrio entre la oferta y la demanda que ha lastrado los precios en los últimos dos años se produzca a un ritmo menor del esperado.

Los analistas creen que la diferencia entre el nivel de producción global y la demanda se reducirá en la segunda mitad de 2016, si bien ese escenario dependerá del escenario económico y los planes de los principales productores para limitar sus extracciones.