Precios del petróleo cerraron arriba de los 40 dólares

El WTI subió 1,32 dólares, o 3,3 %, a 40,83 dólares el barril. El crudo Brent ganó 1,30 dólares, o 3,1%, a 43,10 dólares el barril.

Petróleo

Analistas estiman que los precios probablemente no suban mucho, dado que la confianza permanece pesimista.

EFE

Internacional
POR:
reuters
agosto 03 de 2016 - 08:13 a.m.
2016-08-03

Los precios del crudo subieron más de un 3 por ciento el miércoles y el West Texas Intermediate (WTI) volvió a operar sobre los 40 dólares el barril, tras una reducción mayor a la prevista en las existencias de gasolina en Estados Unidos que compensó el sorpresivo incremento en los inventarios de crudo del país.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos crecieron por segunda semana consecutiva, aumentando en 1,4 millones de barriles la semana pasada, contra el pronóstico de analistas de una caída de 1,4 millones de barriles, informó la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

No obstante, las existencias de gasolina cayeron en 3,3 millones de barriles, frente a la expectativa de una reducción de 200.000 barriles. El gran descenso alivió los temores de algunos actores del mercado de una sobreabundancia de gasolina justo en el periodo más activo de viajes en Estados Unidos por el verano boreal.

El WTI trepó 1,32 dólares, o un 3,3 por ciento, a 40,83 dólares el barril, tras desplomarse por debajo de los 40 dólares del martes por primera vez desde abril.

El crudo Brent ganó 1,30 dólares, o un 3,1 por ciento, a 43,10 dólares el barril. El martes tocó los 41,51 dólares por barril, su nivel más bajo en más de tres meses.

El petróleo subió con fuerza desde un mínimo de 12 años de 26-27 dólares en enero a un máximo de casi 53 dólares en junio, respaldado inicialmente por una iniciativa de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y de productores fuera del grupo, incluyendo a Rusia, de congelar la producción, y por interrupciones en el suministro.

Sin embargo, la iniciativa para contener la producción fracasó y desde junio han pesado señales de que el sobreabastecimiento podría mantenerse, además de preocupaciones por la desaceleración de las economías en Asia -un importante motor del crecimiento de la demanda por petróleo- y Europa.

Troy Vincent, analista de ClipperData en Nueva York, dijo que aunque el descenso de la gasolina fue un alivio, el aumento de los suministros de crudo es una "preocupación mayor".