Precios del petróleo cerraron al alza por conflicto en Yemen

El precio del petróleo Brent se cotiza en 62,52 dólares, mientras que el barril WTI se transa en US$55,57. Opep considera que la sobreoferta de crudo se mantendrá en 2015 debido a la desaceleración de la economía china y la alta producción petrolera en Estados Unidos.

Precios del petróleo cerraron al alza por conflicto en Yemen

EFE

Precios del petróleo cerraron al alza por conflicto en Yemen

Internacional
POR:
abril 16 de 2015 - 03:12 p.m.
2015-04-16

El petróleo intermedio de Texas (WTI) subió hoy un 0,56 % y subió el listón en su mejor precio en lo que va de año hasta los 56,71 dólares, todavía bajo los efectos de las grandes subidas de ayer tras las expectativas de avance en la demanda de crudo a nivel internacional.

El barril de crudo Brent para entrega en junio cerró hoy en el mercado de futuros de Londres en 63,98 dólares, un 6,06 % más que al cierre de la sesión anterior.

Tras la subida de más de un 5 % que llevó ayer al petróleo de referencia en Estados Unidos a su mejor precio en un año fatídico para el crudo, hoy fue una jornada de inercia debido a una noticia, por fin, de beneficio a largo plazo para los precios del combustible.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) informó ayer que la demanda global de crudo crecerá en 1,1 millones de barriles diarios este año, muy por encima de los 700.000 barriles del crecimiento del año pasado, y así arrojó esperanza ante una crisis de exceso de oferta que ha llevado al petróleo a perder hasta un 60 % de su valor en el mercado.

Además, varios datos recientes han apuntado una desaceleración de la producción de crudo de Estados Unidos, lo cual también ayudará a adaptarse a la demanda actual.

Es la sexta sesión consecutiva en alza para las cotizaciones del WTI, que han alcanzado su nivel de antes de fines del año pasado.

Sin embargo, el día había comenzado en negativo, con los inversores aprovechando la oportunidad de tomar algunas ganancias después del salto de casi 6% registrado el miércoles.

Pero James Williams, de WTRG Economics, estimó que el anuncio de una nueva pequeña baja (-20.000 bpd, barriles diarios) en la producción de Estados Unidos en la semana que finalizó el 10 de abril, la segunda en tres semanas, explica el sostenido optimismo de los inversores.

"Si multiplicamos por 52, eso representaría alrededor de un millón de barriles por día", dijo, aunque reconoció que "no se tendrá realmente una idea clara hasta finales de junio o julio".

"Vemos finalmente en los datos semanales el impacto de los precios bajos en la producción de Estados Unidos, y esto es muy positivo", dijo.

La disminución de la producción permite esperar a los inversores que el mercado, actualmente presionado por el exceso de oferta y una demanda insuficiente, termine por generar un reequilibrio.

Para Carl Larry, de Frost&Sullivan, el mercado apuesta actualmente a un movimiento de fondo al alza que podría llevar los precios a entre 65 y 70 dólares, gracias a un reequilibrio de la oferta y la demanda.

CRUDO IRANÍ REAPARECE

Como otro factor de alza de las cotizaciones, Williams menciona que la iniciativa de parlamentarios estadounidenses, que aprobaron el martes en comisión un proyecto de ley que les da derecho a conocer el contenido de las conversaciones sobre el programa nuclear de Irán.

El mercado del petróleo teme, en efecto, que un acuerdo definitivo entre Irán y las grandes potencias lleve a un levantamiento de las sanciones contra la Teherán, y en consecuencia a una repentina afluencia de crudo iraní.

CONFLICTO EN YEMEN SIGUE PRESIONANDO LOS PRECIOS AL ALZA

El petróleo subió para alcanzar máximos del año el jueves, después de cambiar de tendencia por noticias de que un grupo tribal conformado por antiguos militantes de al Qaeda tomó control de una importante terminal de crudo en Yemen.

La terminal es uno de los mayores centros de la región de Hadramout, que exporta un promedio de 120.000 a 140.000 barriles por día (bpd) de crudo de campos en el área.

Si bien es un productor relativamente pequeño, la escalada del conflicto en Yemen genera preocupaciones sobre su vecino y máximo exportador mundial Arabia Saudita.

Agencias