Petróleo cae en una sesión de bajos volúmenes; bancos advierten niveles de 30 dólares

Brent cerró con una baja de 17 centavos, a 40,27 dólares por barril. Mientras tanto, el WTI cayó 7 centavos, a 39,39 dólares por barril.

Petróleo

La cotización internacional del petróleo empezó la semana al alza, pero en el transcurso de la jornada cayó por debajo de los 40 dólares. 

Archivo particular

Internacional
POR:

Reuters
marzo 28 de 2016 - 11:10 a.m.
2016-03-28

Los precios del petróleo cayeron el lunes por segunda sesión consecutiva, con bajos volúmenes negociados por algunos feriados en Europa debido a Semana Santa y como consecuencia de que fondos de coberturas y otros grandes especuladores se mostraban reacios a apostar a un rebote de dos meses en medio de altos inventarios.

El sentimiento hacia los futuros del Brent y del West Texas Instrument (WTI) se mantuvo apagado ya que bancos de inversión, como Barclays y Macquarie, advirtieron que los fundamentos del mercado eran los suficientemente débiles como para llevar a los precios de vuelta a los 30 dólares por barril.

Los futuros del crudo Brent cerraron con una baja de 17 centavos, a 40,27 dólares por barril.

Datos de Reuters mostraron que las operaciones en el contrato basado en Londres alcanzaron los 73.000 lotes frente a los 200.000 de una sesión regular.

Mientras tanto, el WTI en Estados Unidos cayó 7 centavos, a 39,39 dólares por barril.

Los precios de ambos contratos han subido cerca de un 50 por ciento desde los mínimos de 12 años que tocaron a mediados de febrero.

Pese a dicho avance, datos semanales de la Comisión de Comercialización de Futuros de Materias Primas de Estados Unidos (Cftc) sugieren que los administradores de dinero, incluyendo a fondos de cobertura, eran reacios a apostar por un repunte del WTI, aunque muchos tampoco esperaban un nuevo colapso en los precios.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron en 9,4 millones de barriles en la semana al 18 de marzo, tres veces más que lo esperado por analistas.

La mayoría de los bancos esperan pocas alzas de los precios del crudo en el futuro cercano.