El crudo, en alza tras un rebrote de optimismo

Ante un dólar débil y dudas sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el barril se recuperó, pero no alcanzó los US$ 50.

Petróleo

Reuters

Internacional
POR:
afp
junio 17 de 2016 - 11:04 a.m.
2016-06-17

El petróleo cerró en alza este viernes, tras seis sesiones en baja, aprovechando una caída del dólar y un rebrote del optimismo en varios mercados financieros.

En Nueva York el barril de referencia WTI para entrega en julio subió 1,77 dólares a 47,98 dólares, aunque eso no bastó para compensar lo perdido en las últimas sesiones. En el mercado de Londres, el barril de Brent para entrega en agosto aumentó 1,98 dólares a 49,17.

"Los movimientos financieros de aversión al riesgo (del jueves) se tornaron favorables al riesgo, al menos por el momento", dijo Tim Evans, de Citi. Eso se vio en las bolsas europeas que este viernes subieron al advertir que se aleja la posibilidad de los británicos se pronuncien por la ruptura con la Unión Europea en el referéndum del jueves.

Para Gene McGillian, de Tradition Energy, los precios parecen estar bien asentados entre márgenes estrechos. "La remontada de los precios perdió impulso", dijo.

Añadió la vuelta de la producción canadiense tras incendios forestales, y la posibilidad de negociaciones entre el gobierno nigeriano y los rebeldes, que atenuaron el miedo a una ruptura del abastecimiento que ayudó al crudo a superar los 50 dólares la semana pasada, dijo.

Indicó que el mercado está lejos de los bajos valores de febrero, que fueron los menores en 12 años, y eso se debe a que "declina la producción norteamericana y aumenta la demanda mundial".

En ese contexto este viernes el mercado le dio poca atención a que por tercera semana consecutiva Estados Unidos aumentó su cantidad de pozos activos.

"Soy reticente a ver señales de que los productores están dispuestos a volver al mercado", dijo McGillian. Evans matizó que el apoyo de datos fundamentales para los precios aún es "frágil". "Los stocks son elevados y aumentan", dijo.

"Los administradores de fondos invirtieron mucho en la idea de que el mercado estaba equilibrándose y eso los deja vulnerables a las malas noticias" y a correcciones a la baja aún más profundas, añadió.