Preocupación en América Latina por la situación de Venezuela

Desde todas las esquinas del continente se escucharon voces reclamando el respeto al debido proceso, a los derechos humanos y a la libertad en el país gobernado por Nicolás Maduro. Cuba fue el único que respaldó los procedimientos venezolanos.

Lilian Tintori, esposa de Antonio Ledezma durante una manifestación de apoyo popular por la retención de su esposo.

EFE

Lilian Tintori, esposa de Antonio Ledezma durante una manifestación de apoyo popular por la retención de su esposo.

Internacional
POR:
febrero 21 de 2015 - 09:11 p.m.
2015-02-21

Gobiernos y organismos latinoamericanos expresaron su preocupación por la situación política en Venezuela luego de la detención del alcalde mayor de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, acusado de promover un supuesto golpe de Estado.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que espera que a los opositores se "les respeten sus derechos".

"En el caso del alcalde Antonio Ledezma esperamos que cuente con todas las garantías para un debido proceso", dijo.

"Nos preocupan, por supuesto, los últimos acontecimientos. Hemos manifestado, en privado y en público, nuestro deseo de que a los opositores se les respeten sus derechos e inclusive hemos pedido la libertad de (el dirigente opositor) Leopoldo López", aseguró el presidente colombiano.

Santos negó que, como asegura el presidente venezolano Nicolás Maduro, desde Colombia "exista complot alguno en contra de ningún gobierno y, por supuesto, si llego a conocer algo concreto en este sentido, no solo lo condenaría sino que actuaría con toda la contundencia de la ley".

Ante la situación, la reacción de la cancillería de Brasil no se hizo esperar y expresó en un comunicado que sigue con "gran preocupación la evolución de la situación en Venezuela" y llamó a "todos los actores implicados a trabajar por la paz y por la manutención de la democracia".

Brasil "reitera su compromiso por contribuir, siempre que sea solicitado, para retomar el diálogo político amplio y constructivo en Venezuela", precisó la nota oficial, que no alude directamente a la detención de Ledezma.

De su lado, el Gobierno chileno también expresó su inquietud tras la detención de Ledezma. "Sin duda existe preocupación porque el cuadro de polarización en Venezuela podría ser un obstáculo significativo para el diálogo entre Gobierno y oposición", declaró Alvaro Elizalde, portavoz del gobierno chileno.

"Chile ha impulsado en el marco de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) una serie de iniciativas para promover dicho diálogo y de esa forma superar este cuadro de polarización con pleno respeto al estado de Derecho", agregó Elizalde. Ledezma, considerado uno de los líderes más enérgicos de la oposición venezolana, fue detenido el pasado jueves por los servicios de inteligencia.

Su arresto sigue al de Leopoldo López, que esta semana cumplió un año en prisión acusado de incitar a la violencia en las protestas del año pasado, que dejaron 43 muertos.

Sobre la detención de Ledezma, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza declaró que "ha provocado una fuerte alarma por la forma en que esta se llevó a cabo, y por el carácter de mandatario electo en ejercicio de su cargo".

A la vez, destacó "la necesidad de que se aclaren las denuncias sobre intentos de rompimiento de la institucionalidad democrática y se respeten las garantías del debido proceso".

En Argentina, el alcalde de Buenos Aires y aspirante presidencial opositor Mauricio Macri consideró "inaceptable" la detención de Ledezma.

Por su parte, el alcalde opositor de Quito, Mauricio Rodas reaccionó por Twitter: "Mi solidaridad con el colega @ alcaldeledezma de Caracas ante su arbitraria detención que ignora el respeto a legalidad y voluntad popular".

Más temprano, el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, aseguró que una comisión del organismo, conformada por los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador, prepara una visita a Venezuela con miras a una próxima reunión extraordinaria sobre la situación de ese país.

La nota discordante de la región la dio Cuba, aliado de Caracas, emitiendo una nota de apoyo al gobierno de Nicolás Maduro y en la que ratifican que los "colaboradores cubanos" que trabajan en Venezuela permanecerán allí.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba expresó "su invariable solidaridad y apoyo al pueblo y al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y a su legítimo Presidente Nicolás Maduro Moros, frente al reciente intento de golpe de Estado, los planes de atentado y las conspiraciones posteriormente denunciadas".

"Cuba repudia la guerra económica y mediática contra la Revolución Bolivariana y rechaza enérgicamente las declaraciones y acciones injerencistas de Estados Unidos y de la Organización de Estados Americanos, que alientan y promueven la subversión interna, en violación de la soberanía, la independencia y la libre determinación del pueblo venezolano", señaló la nota.

AFP