Presidente del Eurogrupo tacha a Alemania de ‘antieuropea’

El reclamo fue hecho por el funcionario después de que Alemania rechazó la emisión de eruobonos.

POR:
diciembre 08 de 2010 - 05:54 p.m.
2010-12-08

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, reprochó a Alemania su actitud “antieuropea” por su oposición a la creación de euroobligaciones, una crítica que Berlín recibió mal, diciendo que agrava la situación en los mercados financieros.
“Rechazan nuestra propuesta antes incluso de haberla estudiado. Me sorprende mucho. Esta manera de crear en Europa asuntos tabú y de no ocuparse para nada de las ideas de los demás es una manera muy antieuropea de gestionar los asuntos europeos”, dijo el jefe del foro de ministros de Finanzas de la zona euro, integrada por 16 países de la UE, en una entrevista con el semanario alemán Die Zeit, publicada ayer.
“Alemania razona de manera un poco simplista” a propósito de los eurobonos, añadió el primer ministro luxemburgués, ardiente partidario de la emisión de obligaciones europeas comunes.
Según los partidarios de las euroobligaciones, estas permitirían compartir los riesgos de la deuda pública de los distintos países de la Eurozona, y aliviar la actual presión que pesa sobre los Estados más endeudados.
La idea de crear ‘euro-obligaciones’, emisiones de deuda conjunta de varios países de la Eurozona, y percibidas como menos arriesgadas, fue relanzada el lunes.
Su objetivo es proteger a los países más frágiles de los ataques de los especuladores, en plena crisis de la unión monetaria.
Alemania, que con su robusta economía goza de tasas muy ventajosas para pedir dinero prestado en el mercado, se opone al proyecto, porque haría aumentar sus costes de financiación. Por el momento, Juncker sólo cuenta con el apoyo de unos pocos países, entre ellos Italia y Portugal, cuyos intereses sobre la deuda batieron niveles récord en las últimas semanas.
“Cada país de la zona euro es responsable de su política presupuestaria y financiera, y las obligaciones europeas harían descarrilar ese principio”, declaró el lunes un portavoz del ministerio alemán de Finanzas.
Juncker aclaró que la idea no es que todos los paíes se alineen sobre una tasa única para sus emisiones de obligaciones.
Al contrario, “pondríamos en común una parte de las deudas nacionales a escala europea, para servirlas con euroobligaciones. Pero la mayor parte de las deudas nacionales sería sometida a tasas de interés nacionales”.
Pero ni siquiera esta distinción reconcilia a Berlín con el proyecto. “Si se pone en marcha un sistema así, el reparto (entre la proporción de deuda compartida y deuda emitida con tasas nacionales) sería pronto objeto de negociaciones”, objetó Seibert, insistiendo en que esa es una “inquietud fuerte del Gobierno alemán”.
Alemania quiere que los países de la Eurozona sean más disciplinados fiscalmente.
 

6. 000 millones de euros será el ahorro anual con el nuevo presupuesto de Irlanda.

 

Contraataque alemán

 

“Pensamos que no ayuda a Europa el que sus miembros se califiquen unos a otros de antieuropeos... Sabemos que los mercados toman nota de esta manera de señalar con el dedo”, respondió un portavoz alemán.

Siga bajando para encontrar más contenido