‘Prevemos una nueva elección de Moreno para presidir el BID’

Sergio Díaz–Granados, director ejecutivo del BID por Colombia y Ecuador, contó que el directorio del Banco visitará el país esta semana y aseguró que ante una eventual reelección de Luis Alberto Moreno para comandar el organismo, existe consenso regional.

Sergio Díaz–Granados Guida, director ejecutivo por Colombia y Ecuador del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Archivo particular

Sergio Díaz–Granados Guida, director ejecutivo por Colombia y Ecuador del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Internacional
POR:
septiembre 06 de 2015 - 08:39 p.m.
2015-09-06

A una semana de la elección del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el directorio de ese organismo estará presente en Colombia y se reunirá con autoridades como el presidente Juan Manuel Santos, la Junta Directiva del Emisor, el Ministro de Hacienda y el Director de Planeación Nacional.

Asimismo, la junta del BID conocerá qué proyectos están en ejecución en el país y también, analizará los que va a presentar el Banco para aprobación del directorio en los próximos dos meses.

Sergio Díaz–Granados Guida, director ejecutivo por Colombia y Ecuador del Banco Interamericano de Desarrollo, contó a Portafolio que es previsible que sea reelegido el actual presidente del BID, Luis Alberto Moreno, y destacó que su gestión tiene un notable apoyo regional.

En esta semana está de visita en el país el directorio del BID. ¿Cuál es el fin de esa misión?

El directorio viene a Colombia por la formulación de la silla de Colombia. Dialogarán con autoridades como el presidente Santos, el Ministro de Hacienda, el Director del DNP, y con la Junta Directiva del Banco de la República.

Además, la junta del BID conocerá qué proyectos están en ejecución y los que va a presentar el Banco para aprobación del directorio en los próximos dos meses. Esas iniciativas suman más o menos unos US$900 millones. Entre estos proyectos, sobresale el Plan Pacífico y el de Ciudades Sostenibles.

¿En qué van los planes de reelección de Luis Alberto Moreno al frente del BID?

La elección del Presidente del BID está prevista para el 14 de septiembre. Será una elección presencial donde los accionistas y gobernadores del BID irán a Washington.

La elección tiene un procedimiento que implica la postulación por parte de los accionistas. Esta estaba abierta desde julio y se cierra el 10 de septiembre.

Hasta el momento, solo se ha postulado Luis Alberto Moreno y esa postulación cuenta con la integralidad de todos los países de la región y, también, con el apoyo de otros socios del Banco como Japón, China, Corea del Sur, España, entre otros.

Este es su tercer periodo y esperamos resultados el 14 de septiembre. Hay un gran consenso alrededor de Moreno. Por esa misma trayectoria, se prevé su nueva elección.

¿Por qué no se postularon más candidatos a la presidencia del BID?

La postulación es abierta; cualquier país puede presentar un candidato. Hay un gran respaldo a la gestión de Moreno y hay una actividad diplomática detrás que lo impulsa. Asimismo, hay un gran respaldo a la gestión de él como funcionario y líder en la última década.

Colombia está entre los primeros prestamistas de la región con el Banco. ¿El país sí cumple?

El país tiene una trayectoria histórica de ser un país cumplidor de sus deberes; tiene un récord histórico. Eso habla de la naturaleza y de la seriedad de Colombia.

El país ha sido socio del Banco, accionista del mismo y ha colocado capital para que el BID crezca; esta es una cooperativa de países.

El BID no solo presta recursos, sino que provee conocimiento y cooperación técnica valiosa. De manera que esta es una relación de más de 55 años.

En este momento de turbulencia y de ajustes fiscales, ¿cómo lucen las perspectivas de crecimiento para el país y para la región?

Estamos en una circunstancia económica muy particular. Lo primero que habría que hacer es tener en consideración que América Latina va a crecer menos de lo esperado (se estimaba un crecimiento promedio de 0,5 por ciento, pero este sería del 0,2 por ciento).

Además, hay una gran divergencia entre el crecimiento de los países de la región. Naciones que representan el 51 por ciento del PIB (como Brasil, Venezuela y Argentina) están en recesión.

Entretanto, los países que representan el 49 por ciento (entre los que está Colombia) están creciendo en promedio entre 3,2 por ciento y 3,6 por ciento.

Con esto, podemos ver que la situación de Latinoamérica no es uniforme en crecimiento. A todos nos golpea la caída de las materias primas, que no solo son petróleo y carbón, sino metales como el cobre.

Hemos visto una gran volatilidad petrolera en 13 años. De manera que lo previsible es que crecerá la oferta.

¿Qué tan grave es la desaceleración de China?

Hay que monitorear la situación de China. La caída de la producción industrial, la flotabilidad de la moneda (el renminbi) tiene incidencias en este semestre que hay que ver. China crecerá entre 5 y 6 por ciento; es menos de lo que estábamos acostumbrados a ver.

Eso encierra un mensaje y es que nos hemos acostumbrado a ver que el 70 por ciento del crecimiento global se dé por economías emergentes. Ahora, cualquier enfriamiento de China se nota.

Muchos analistas coinciden en que vendrán recuperaciones en economías como la de Estados Unidos.

¿Preocupa el desajuste de las cuentas externas de Colombia?

Lo importante acá es chequear el déficit en cuenta corriente y el superávit primario. Son indicadores que tienen que estar bajo control.

La percepción de los mercados con Colombia sigue siendo muy generosa porque saben que el país está bien manejado. Hay un equipo técnico sólido.

Los mercados no son insensibles al país. Saben que se están tomando decisiones para ajustar lo que se requiera. No es conveniente sobreactuarse; la prudencia ha sido una de las virtudes.

¿Preocupa que un dólar alto pueda traer efectos sobre la inflación? El Gobierno insiste en que la divisa está en un nivel apropiado para exportar...

En el grupo de países que manejan inflación objetivo en América Latina (como Colombia), todos están por encima de la inflación objetivo.

Esto no genera todavía las alarmas para sobreactuarse. Creo que un dólar como el que se está viendo genera a los exportadores no tradicionales un incentivo para seguir vendiendo a los mercados.

Además, hay cosas que ayudarán al funcionamiento de la economía colombiana en los próximos meses, como la entrada en servicio de la Refinería de Cartagena (Reficar). Es una buena noticia para el país, ya que se sustituye una parte de las importaciones y se equilibra la balanza comercial.

La industria tiene una gran oportunidad, pese a un entorno complejo. La red de acuerdos comerciales de Colombia tiene que servirles a los empresarios para que aumenten sus exportaciones; eso no pasa de un día para otro.

hecsan@eltiempo.com