Prevén fin de ‘vacas gordas’ para acciones estadounidenses

La explicación es la debilidad de la economía de EE. UU. y la caída en precios de materias primas.

Archivo Portafolio.co

Bolsa de Nueva York

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 16 de 2011 - 05:38 a.m.
2011-05-16

 

Los inversionistas con ‘dinero en grande’ están advirtiendo que se acaba la escalada de las acciones estadounidenses.
Un creciente número de administradores de fondos y estrategas está viendo en la caída en los precios del crudo y de los metales una señal para salir de los mercados de riesgo, como el bursátil. Y eso también significa evitar cosas como OPI en China y apegarse a los temas aburridos, como las empresas de servicios públicos.
Lo que preocupa cada vez más es que las acciones se hayan sobrevalorado esperando una fuerte recuperación de la economía. Pero el reciente desplome de las materias primas y la decisión de los inversores de volcarse a acciones de sectores más seguros como el de cuidado de la salud indican que esperan para los próximos meses otra desaceleración.
Ken Fisher, fundador de Fisher Investments, que administra alrededor de 38.000 millones de dólares en activos, se encuentra entre los numerosos inversionistas preocupados por haber sido demasiado optimista. “Creo que las expectativas para el mercado de acciones están un poco infladas”, dijo.
Prominentes estrategas de Goldman Sachs y Credit Suisse prevén mejores resultados para las acciones menos vinculadas al ciclo económico. Doug Cliggott, jefe de estrategia de activos en Credit Suisse, escribió: “Ya no existe el perfil del desempeño de las acciones estadounidenses que sugería un marcado optimismo sobre el crecimiento”.
Hasta el momento, las materias primas han sido las que más sufrieron el ajuste. La gran escalada de activos duros como el oro, la plata y el petróleo terminó en una desagradable caída hace dos semanas. La plata perdió un 30 por ciento, su peor descenso desde mediados de 1980. El petróleo, que hasta hace poco preocupaba a los inversores por su acelerado ascenso, bajó alrededor de un 15 por ciento.
Goldman señala que las acciones han sido impulsadas más allá de los fundamentos económicos, justificadas por el aumento del apetito por el riesgo.
Los indicadores de confianza son elevados, pero están por debajo de los máximos de comienzos de este año, mientras que el índice de volatilidad está en los niveles previos a la crisis financiera, lo que muestra que los inversionistas probablemente estén volviéndose complacientes.
No obstante, algunos dicen que hay espacio para que el mercado suba un poco más antes de revertir su curso. Los inversionistas que apuestan a un alza resaltan las robustas ganancias del primer trimestre y han destacado el sólido crecimiento de los ingresos.

Industria sanitaria y servicios públicos se vuelven atractivos
Los inversionistas se vuelcan hacia sectores defensivos y menos especulativos.
El reducido apetito por inversiones especulativas puede verse en el buen desempeño de las acciones de sectores defensivos, cuyas fortunas están menos relacionadas con el ascenso o caída de la economía.
Los sectores de la industria sanitaria y servicios públicos del S&P 500 fueron líderes durante el mes pasado, con alzas del 2,9 por ciento y el 2,6 por ciento, respectivamente.
Eso ocurrió pese a un retroceso de 1,5 por ciento en el crecimiento de las ganancias interanuales de las firmas de servicios públicos durante el primer trimestre, el peor resultado del S&P en 10 sectores. La industria de salud presenta inmensas ganancias. Avanzó por siete semanas consecutivas y cuenta con alzas del 14,9 por ciento este año, el mejor desempeño entre los índices sectoriales del S&P.
La energía tuvo el peor resultado en ese lapso, con una caída de 7,8 por ciento en las últimas siete semanas. Goldman Sachs aseguró hace poco que está “mucho menos confiado en el pronóstico de acciones a corto plazo que hace un par de meses”.

NUEVA YORK/REUTERS

Siga bajando para encontrar más contenido