Producción de petróleo se desacelerará por caída de precios

Jason Furman, asesor económico del Gobierno de los Estados Unidos, dijo que el ritmo de la producción de crudo "subirá más lentamente", tras la decisión de la Opep.

Jason Furman, principal asesor económico del presidente Barack Obama.

Archivo Portafolio

Jason Furman, principal asesor económico del presidente Barack Obama.

Internacional
POR:
diciembre 07 de 2014 - 08:22 p.m.
2014-12-07

Estados Unidos seguirá incrementando su producción de petróleo, pero la caída de los precios globales desacelerará el ritmo, afirmó el principal asesor económico del presidente Barack Obama.

“Veremos un incremento de la producción de petróleo incluso con un precio más bajo. Simplemente subirá más lentamente de lo que lo habría hecho de otra forma”, afirmó Jason Furman en el margen de una conferencia de negocios en Israel.

Después de que Arabia Saudita bloqueó el 27 de noviembre los llamados de los miembros más pobres de la Opep para que redujera la producción con el fin de frenar la caída de los precios globales, algunos analistas especularon que los saudíes podrían estar dispuestos a vivir con precios más bajos para obstaculizar la producción de Estados Unidos.

El crudo Brent cayó por debajo de los 69 dólares por barril el viernes, terminando la semana bajo los 70 dólares por primera vez desde 2010.

“El bajo precio del petróleo es una gran rebaja de impuestos para los consumidores, lo que ayuda al gasto”, dijo Furman.

“Todos los modelos muestran que, en cifras netas, es positivo para la economía estadounidense, lo que es consistente con el hecho de que Estados Unidos sigue siendo un importador neto de crudo”, agregó.

En un discurso pronunciado en la conferencia, Furman dijo que aunque la economía estadounidense está fuerte, con el crecimiento del empleo más robusto en 15 años, Europa, Japón y otras zonas necesitan más estímulo por la debilidad de la demanda y el bajo poder adquisitivo.

Pidió al Gobierno de Alemania que gaste más para aumentar la demanda, especialmente debido a que la inflación cercana al cero indica que hay una demanda débil.

“Alemania tiene el mayor superávit por cuenta corriente del mundo (...) Hay mucho espacio para expandir la demanda doméstica”, señaló.

Estados Unidos ha aumentado la presión sobre Europa en los últimos meses para que actúe de forma decidida para ayudar a su economía y evitar una “década perdida” de bajo crecimiento, como advirtió el secretario del Tesoro, Jack Lew.

Nathan Sheets, subsecretario del Tesoro para asuntos internacionales, dijo la semana pasada que el Banco Central Europeo debe dar "pasos continuos" para estimular el crecimiento y que los países con posiciones fiscales y exportaciones fuertes deberían alentar a un mayor gasto de los consumidores.

Reuters