Putin promete que Rusia volverá a ser potencia económica

Este domingo, el país realizará las elecciones presidenciales, en las que no se esperan sorpresas.

Vladimir Putin cuenta con una intención de voto de prácticamente el 70%.

Vladimir Putin cuenta con una intención de voto de prácticamente el 70%.

AFP/ Alexey Druzhinin

POR:
EFE/AFP
marzo 16 de 2018 - 07:46 p.m.
2018-03-16

Vladimir Putin ordenó a su Gobierno elaborar un programa sobre las prioridades hasta 2024 que incluya que el país se vuelva a convertir en una de las principales potencias económicas en el mundo.

El proyecto del decreto, que se anunció en el cierre de la campaña, debe incluir la entrada de Rusia “en las cinco economías más grandes del mundo, y garantizar ritmos de crecimiento económico superiores a las mundiales”, señala la página web del Kremlin.

(Lea: Trump y Putin podrían destruirse mutuamente)

El plazo que Putin da a su administración para cumplir con este objetivo coincide con el final de su próximo mandato dentro de seis años, toda vez que se da por descontado que ganará con holgura las elecciones del próximo domingo.

(Lea: Putin habría intervenido en las elecciones de Estados Unidos

El programa de desarrollo también prevé aumentar la población, incrementar la esperanza de vida hasta los 78 años en 2024 y hasta los 80 en 2030, elevar el nivel de vida de los ciudadanos, (garantizar) el crecimiento estable de sus ingresos y de las pensiones por encima de la inflación”.

(Lea: Trump ataca a Obama por caso de Rusia en las elecciones

Estos y otros encargos firmados por Putin se basan en las promesas que hizo durante su reciente discurso sobre el estado de la nación ante las dos cámaras del Parlamento ruso.

El mandatario ruso reconoció entonces que Rusia es un país “atrasado”, con 30 millones de pobres, y que sufre un “rezago tecnológico” que puede resultar “fatal” para su futuro.
El programa también debe incluir medidas para “mejorar las condiciones de vivienda para al menos 5 millones de familias al año”, y establecer objetivos en los ámbitos de sanidad, educación, medio ambiente, productividad, carreteras y economía digital, según la web del Kremlin.

ELECCIÓN SIN SORPRESAS

Putin obtendría un cuarto mandato el domingo, que lo dejaría en el poder hasta 2024, al cabo de una campaña sin suspenso en la que se buscó ante todo garantizar una participación satisfactoria en medio de un clima de extrema tensión con Occidente.

Las sanciones británicas en reacción al envenenamiento del ex doble agente Serguéi Skripal reforzaron la impresión de una nueva Guerra Fría desde el regreso al poder de Putin en 2012, con el conflicto en Siria, la crisis en Ucrania y la acusación de injerencia en la presidencial en EE. UU.

Mientras que en Londres la primera ministra Theresa May estimaba “trágica” la vía tomada por el presidente ruso, Putin terminaba su campaña el miércoles con una visita a Crimea, península ucraniana que el domingo participará en la elección presidencial rusa por primera vez desde su anexión hace cuatro años.

El último sondeo del instituto público VTsIOM otorga a Putin un 69% de intención de voto.

El segundo candidato, el del Partido Comunista Pavel Grudinin, obtendría alrededor de 7% y el tercero, el ultranacionalista Vladimir Zhirinovski, lograría el 5%. Los otros cinco candidatos tendrían muy pocos votos. “La competencia no es suficiente”, insiste Andrei Buzin, copresidente del movimiento especializado en defensa de los derechos de los electores Golos.

Siga bajando para encontrar más contenido