Quito estrenará aeropuerto el próximo miércoles

Desde la nueva terminal operarán seis aerolíneas de carga y 12 de pasajeros. En total, el costo de la obra ascendió a 683 millones de dólares.

POR:
febrero 17 de 2013 - 10:37 p.m.
2013-02-17

Tras cuatro postergaciones y dos años y medio de retraso, el nuevo aeropuerto de Quito (Ecuador) es una realidad y se estrenará el 20 de febrero. La nueva estructura servirá como reemplazo del actual Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, ubicado al norte de la capital ecuatoriana, y tendrá la segunda pista de aterrizaje internacional más larga de Latinoamérica, con 4.100 metros de longitud, después de la de Buenos Aires.

Su construcción empezó en enero del 2006 y su inauguración estaba prevista para el 2010, pero por demoras en la entrega de recursos la obra se postergó para el 2011. Luego, una renegociación del contrato aplazó nuevamente la inauguración para octubre del 2012, pero debido a demandas de gremios económicos se aplazó nuevamente para febrero de este año.

La construcción de la terminal aérea corrió por cuenta del Gobierno canadiense, a través de la firma Quiport, que se quedó con la concesión. El contrato inicialmente fue por 312,8 millones de dólares. En el 2003 se iniciaron los trabajos de remoción de tierra en Tababela, una parroquia ubicada a 20 kilómetros al nororiente Quito. Tres años después empezó la construcción, pero para entonces el costo de la terminal subió 100 millones de dólares debido a la ejecución de obras no previstas como un acueducto y un conector vial.

El incremento generó que en octubre del 2007 la Contraloría de ese país realizara una auditoría a la concesión. La renegociación finalizó en el 2011, con la firma de un acuerdo entre el Municipio de Tababela y Quiport para reanudar las obras. El principal cambio en el contrato fue que el Gobierno local recibiría 12 por ciento de las tasas aeroportuarias del año, lo que representa cerca de 800 millones de dólares durante los 35 años de concesión. En el anterior contrato se estipulaban solo 300 millones.

En total, la obra física costó 683 millones de dólares. En el nuevo aeropuerto operarán seis aerolíneas de carga y 12 de pasajeros. De estas, una, Aeroméxico, se estrena en Ecuador.

Las frecuencias y rutas directas también abren un nuevo abanico de opciones. Desde Tababela se podrá viajar hasta Sao Paulo, Buenos Aires, México D.F., Nueva York, Los Ángeles y Chicago, directamente.

Para Blasco Peñaherrera Solah, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, con la nueva terminal los ejecutivos deberán cambiar sus hábitos de trabajo, debido a que tendrán que incluir en sus agendas el tiempo muerto que tomará llegar y regresar del aeropuerto. Será de aproximadamente tres horas desde el centro de Quito.

Para el traslado de pasajeros desde la actual terminal aérea, Quiport contrató a la empresa Aeroservicios, que dotará de 23 unidades de transporte que no harán paradas intermedias. El costo de este servicio oscilará entre siete y ocho dólares, rubro que no está incluido dentro del costo del pasaje de avión. La miniterminal de buses estará ubicada provisionalmente a un lado del actual aeropuerto, el mismo que se convertirá en el Parque Bicentenario.

Con el nuevo aeropuerto también se aumentaron las inversiones en negocios, plazas de trabajo y actividades logísticas en el vecino país. Grupos económicos de México, Panamá, Colombia y Ecuador están entre los inversionistas que buscan negocios en las instalaciones del flamante aeropuerto.

Faltan hoteles cerca de Tababela

Uno de los inconvenientes que enfrentarán los pasajeros será la falta de alojamiento en los alrededores de la nueva terminal. Si por cumplir con las actividades en la agenda de los pasajeros, estos deben buscar hospedaje en los alrededores de la nueva terminal aérea, es preferible que tomen precauciones, ya que el sector cuenta con apenas cuatro hosterías que no están muy cerca de las nuevas instalaciones. Una de esas precauciones será coordinar con las agencias de viaje o las aerolíneas para utilizar el transporte que estas empresas están anunciando para que los pasajeros puedan pernoctar en los hoteles de Quito.

Siga bajando para encontrar más contenido