Rajoy, en alerta por amenaza de Maduro a empresas españolas

El canciller español, José Manuel García-Margallo, dijo que gobierno de Rajoy sigue “con extremo cuidado” la situación de Telefónica, Repsol, BBVA, Mapfre, Iberia, Air Europa y Meliá en Venezuela.

Rajoy, en alerta por amenaza de Maduro a empresas españolas

Archivo Portafolio

Rajoy, en alerta por amenaza de Maduro a empresas españolas

Internacional
POR:
febrero 17 de 2015 - 02:20 a.m.
2015-02-17

Las amenazas de expropiación de empresas españolas en Venezuela generaron la preocupación del gobierno de Mariano Rajoy, quien a través de suel ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, sigue “con extremo cuidado” el tema, según medios locales españoles.

La semana pasada, el diario ABC de España reveló que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, habría convocado al Palacio de Miraflores, sede del gobierno, a los representantes en Caracas de Telefónica, Repsol, BBVA, Mapfre, Iberia, Air Europa y Meliá a una reunión de urgencia. En la cita presidencial, tres altos cargos del Gobierno venezolano –el vicepresidente Jorge Arreaza, el vicecanciller Calixto Ortega y el presidente de la Corporación Venezolana de Comercio Exterior, Ramón Gordils– les instaron a presionar al Ejecutivo de Mariano Rajoy para que cese la supuesta campaña en contra del régimen bolivariano en los medios de comunicación españoles a propósito de sus vínculos con el partido revelación en España: Podemos.

De lo contrario, según reveló el matutino ABC, les amenazaron con la expropiación. Margallo reconoció a la prensa española que había tenido conocimiento de la reunión desde el mismo jueves 12 de febrero, cuando fueron convocados los empresarios, quienes dieron parte de la cita al embajador español en Caracas, Antonio Pérez-Hernández. El diplomático tuvo un encuentro para hablar el tema de la reunión con el vicecanciller venezolano, Calixto Ortega.

El jefe de la diplomacia española se limitó a comentar que el ministro Margallo ha dicho que “no hay novedades” sobre las amenazas venezolanas, pero alertó que “en un Estado democrático y de derecho, las libertades de opinión y prensa son principios absolutamente irrenunciables” y que un deber del Gobierno de su país es “defender a las empresas españolas contra decisiones arbitrarias y contrarias a derecho”. Llegado el caso, Margallo agregó que España contaría con el apoyo de las instituciones europeas.

En la reunión mantenida en el Palacio de Miraflores, las quejas de los tres representantes del régimen de Maduro se centraron especialmente en ABC y en la agencia EFE, y se hizo hincapié en la irritación que les genera el hecho de que en España se denuncie que “el talón de Aquiles” de Podemos es su relación con el régimen venezolano.

RECHAZO A VLADDO

El presidente venezolano criticó el fin de semana varias sátiras y una caricatura publicada en la revista colombiana Semana, que cuestionan su gestión y la crisis socioeconómica en Venezuela.

Maduro abrió fuego contra una caricatura del artista colombiano Vladdo titulada “Reevolución venezolana” y que muestra la versión oficial del escudo nacional, y una transformada con los símbolos lánguidos (un caballo desnutrido, cornucopias vacías, armas menguadas y ramilletes secos). “Repudio y rechazo la campaña de manipulación, mentiras y de odio que hay en Colombia contra Venezuela y contra Nicolás Maduro, contra Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana”, dijo.

RESULTADOS DE TELEFÓNICA EN 2014, AFECTADOS POR CARACAS 

El gigante de las telecomunicaciones español Telefónica advirtió este lunes que el nuevo sistema de cambio de divisas en Venezuela reducirá en 452 millones de dólares su resultado neto para 2014, que se publicará el 27 de febrero. Telefónica vio modificada su tasa de “cambio desde 6,30 hasta 50 bolívares fuertes por dólar”, informó en un comunicado.

“La compañía ha decidido tomar como referencia el citado tipo de cambio al cierre de 2014 como el más representativo dentro de los tipos de cambio vigentes a dicha fecha para la conversión monetaria de las magnitudes contables de flujos y saldos”, precisó Telefónica. La empresa asegura, sin embargo, que “estos ajustes no afectan a los planes de inversión y de crecimiento que tiene la operadora en Venezuela en términos de bolívares”.