Rajoy tomó las riendas de España en la peor crisis

Es el sexto presidente de la democracia española. El desempleo y la recesión económica, los retos.

Reuters

José Luis Rodríguez Zapatero le dio la bienvenida a Mariano Rajoy en el palacio de la Moncloa ayer.

Reuters

POR:
diciembre 21 de 2011 - 01:37 a.m.
2011-12-21

 

El líder del conservador Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, es desde ayer el nuevo presidente del Gobierno español, un puesto desde el que deberá enfrentarse cara a cara con la grave crisis económica que vive el país y tratar de acabar con el galopante desempleo.

Rajoy es consciente de que tendrá que llevar a cabo duros ajustes durante esta legislatura y por eso en sus últimos discursos repite que “no es momento para cosechar aplausos, sino de resolver problemas” y que sabe que no se enfrenta a un “escenario de halagos y lisonjas”.

También prestará una atención especial a Europa y a Latinoamérica, en concreto a reforzar “el vínculo iberoamericano” y el papel de la lengua española en el mundo.

Su secreto mejor guardado sigue siendo el nombre de sus ministros, algo que dará a conocer hoy, sin que se haya filtrado ninguna pista, y que los mercdos esperan.

A Rajoy le define especialmente su carácter gallego, su ironía y socarronería.

Desde que en septiembre de 2003 Aznar le nombrara su ‘sucesor’, el nuevo presidente del Gobierno ha pasado momentos difíciles, incluso dentro de su propio partido, donde muchos dirigentes cuestionaron su liderazgo tras perder los comicios de 2008 por segunda vez consecutiva.

UN LÍDER CONSERVADOR

Celoso de su vida privada y hombre de costumbres, nació el 27 de marzo de 1955 en Santiago de Compostela (Galicia, norte español).

Es licenciado en Derecho y registrador de la propiedad, aunque comenzó muy joven su carrera política de la mano del histórico dirigente conservador Manuel Fraga, fundador del PP.

Casado con Elvira Fernández, ‘Viri’, y padre de dos niños, se define a si mismo como un hombre de palabra, sensato y previsible, orgulloso de ser gallego y español. Lector de novela histórica y apasionado a la música de los años setenta, es un gran aficionado al deporte, en especial al ciclismo y al fútbol, dos de sus grandes pasiones,

Siga bajando para encontrar más contenido