El real brasileño se desploma por segundo día consecutivo

Brasil enfrenta una delicada turbulencia, lo que ha llevado al Gobierno a revisar a la baja sus previsiones para este año. En medio de este panorama, el real alcanzó un nuevo nivel histórico de 4,10 unidades por dólar.

El dólar superó a los 4,0 reales por primera vez en la historia de Brasil y la moneda brasileña acumula una depreciación de cerc

EFE

El dólar superó a los 4,0 reales por primera vez en la historia de Brasil y la moneda brasileña acumula una depreciación de cerc

Internacional
POR:
septiembre 23 de 2015 - 05:15 p.m.
2015-09-23

El real brasileño caía con fuerza el miércoles hasta marcar un nuevo mínimo histórico de 4,12 unidades por dólar, aunque más tarde reducía pérdidas, ante las preocupaciones por la crisis política y la debilidad fiscal del país que exacerbaron el declive que sufren en general las monedas latinoamericanas.

El real ganó inicialmente en el día casi un 1 por ciento, después de que el Congreso de Brasil votó durante la noche a favor de ratificar vetos presidenciales clave para evitar un aumento de los gastos públicos.

Más tarde, la moneda brasileña borró sus avances y se debilitó hasta un 1,9 por ciento ante las preocupaciones por las economías de China, Europa y Estados Unidos.

Pero el Banco Central de Brasil intervino en el mercado al anunciar subastas extraordinarias para vender swaps cambiarios y dólares, lo que reducía las pérdidas del real.

La entidad emisora venderá hasta 20.000 swaps cambiarios y derivados que protegen a los inversores en contra de pérdidas en el mercado y hasta 2.000 millones de dólares en el mercado al contado con acuerdos de recompra establecidos el 5 de julio y el 2 de septiembre de 2016.

El real operaba con un retroceso de 1,30 por ciento a 4,10 unidades por dólar, cerca de sus menores niveles históricos marcados previamente en la sesión.

La confianza en Brasil seguía estando relativamente frágil, luego de que los legislares aplazaron una decisión sobre otro veto clave contra un alza salarial para los trabajadores del sector judicial, que podría costar al Gobierno otros 36.000 millones de reales (8.700 millones de dólares) para el 2019.

Los esfuerzos de la presidenta Dilma Rousseff por cerrar un déficit presupuestario en el 2016 serán en vano si los legisladores rechazan sus vetos a una serie de leyes que incrementarían dramáticamente los gastos del Gobierno en los próximos años.

Con información de agencias