Recuperan víctimas del avión de Germanwings

Ahora el rescate se centrará en los efectos personales, que ayudarían en la investigación.

Para llegar al sitio se necesitó abrir una vía por tierra, ya que por aire fue imposible.

Reuters

Para llegar al sitio se necesitó abrir una vía por tierra, ya que por aire fue imposible.

Internacional
POR:
abril 01 de 2015 - 04:53 a.m.
2015-04-01

La Gendarmería francesa completó ayer la labor de recuperación de los cuerpos de las víctimas del A320 de Germanwings que se estrelló hace una semana en los Alpes franceses, gracias a que la apertura de una vía terrestre hasta el lugar del drama permitió acelerar los trabajos.

“Hemos recuperado todos los cuerpos”, indicó el coronel Xavier Vialenc, portavoz de la Gendarmería en el lugar del siniestro.

Las labores se centrarán ahora en extraer del valle de los Trois Evêchés los objetos personales de los fallecidos, que pueden contribuir a su identificación, que los investigadores calculan que puede durar de dos a cuatro meses.

También seguirán buscando la segunda caja negra, que contiene el registro de todos los parámetros de vuelo del aparato, con lo que pretenden completar la secuencia del accidente.

La primera de las cajas negras con la grabación de los sonidos de la cabina, recuperada el mismo día del accidente, ya permitió establecer una hipótesis muy clara de las circunstancias del mismo. La Fiscalía francesa sospecha que el copiloto, Andreas Lubitz, se encerró en la cabina cuando el comandante salió al baño y estrelló voluntariamente el aparato. La reputada Oficina de Investigación y Análisis (BEA) indicó ayer que la segunda caja negra puede completar los datos de la primera con los parámetros de vuelo.

Pero, como suele hacer tras cada accidente, la BEA buscará también detectar eventuales fallas en el control de los vuelos para evitar que se repita este tipo de siniestro. En particular, indicó la Oficina, estudiarán el sistema de cierre de las cabinas de pilotaje y los procedimientos de acceso a las mismas. Desde los atentados del 11-S en Estados Unidos, las cabinas de pilotaje están dotadas de una puerta blindada que se puede bloquear totalmente desde el interior para impedir el acceso de terroristas.

Presuntamente fue ese protocolo el que utilizó Lubitz para aislarse en el interior y estrellar el aparato. En paralelo a las labores de rastreo en la zona afectada, la región sur de los Alpes franceses sigue siendo un centro de peregrinaje de las familias de los fallecidos, en particular, la modesta estela levantada en el pueblo de Le Vernet, el más cercano a la montaña donde se estrelló el avión.

LUFTHANSA SABÍA DE EPISODIO DEPRESIVO SEVERO DE LUBITZ

Lufthansa aceptó ayer que el copiloto había informado a la aerolínea en el 2009 de que anteriormente había sufrido una depresión severa.

La compañía, de la que Germanwings es subsidiaria, declaró que había entregado a la fiscalía documentos obtenidos “por medio de nuevas investigaciones internas” y entre estos se incluye información que concierne a la formación de pilotaje de Andreas Lubitz, documentos médicos que indican que había sufrido un episodio depresivo severo, y la correspondencia por correo entre el copiloto y la escuela de pilotaje.

Efe