Repsol aprueba preacuerdo con Argentina por YPF

Según fuentes cercanas a la negociación, la compensación propuesta por el gobierno de Cristina Fernández consiste en 5.000 millones de dólares en bonos de ese país.

Repsol aprueba preacuerdo con Argentina por YPF

Efe

Repsol aprueba preacuerdo con Argentina por YPF

POR:
noviembre 27 de 2013 - 09:54 p.m.
2013-11-27

El consejo de administración de la petrolera española Repsol aprobó este miércoles el preacuerdo de indemnización por la expropiación de YPF en el 2012, puntalizando que buscará "garantías" de Argentina de una "solución justa", al tiempo que respaldaba la gestión de su dirección.

Tras más de cuatro horas de reunión en Madrid, los miembros del consejo, incluido su presidente Antonio Brufau, dijeron valorar "positivamente el principio de acuerdo anunciado por el gobierno argentino acerca de la compensación por la expropiación del 51% de la participación accionaria de Repsol en YPF".

Para definir sus condiciones, "Repsol ha decidido iniciar en breve plazo conversaciones entre sus equipos y los del gobierno argentino, a fin de buscar una solución justa, eficaz y pronta a la controversia", precisaron en un comunicado.

"El proceso deberá (...) responder a los términos y garantías apropiados para asegurar su eficacia", para lo que Repsol contratará el asesoramiento de un banco de inversión "de prestigio internacional", agregaron.

Según fuentes cercanas a la negociación, la compensación propuesta por el gobierno de Cristina Kirchner consiste en 5.000 millones de dólares en bonos de ese país, lo que, según los analistas, implica un cierto riesgo. "Hay que ver realmente cuál es el valor de la deuda argentina que les han ofrecido", decía a la AFP Natalia Aguirre, directora del departamento de análisis de la firma de corretaje española Renta4.

Por eso el consejo de administración de Repsol, en el que la petrolera pública mexicana Pemex y el banco español CaixaBank --dos grandes accionistas que participaron en la negociación del preacuerdo-- tienen respectivamente uno y dos miembros, debía dar especial importancia, según los expertos, a las garantías de Buenos Aires.

"En nuestra opinión, la solvencia exterior de Argentina se encuentra bajo cuestión (después de haber impagado en 2001/2002) debido a la delicada situación -de nuevo- de su cuadro macroeconómico", señalaban los analistas del banco español Bankinter en una nota.

Para éstos, la economía del país "evoluciona de manera preocupante: la inflación real estimada se encuentra en la banda +25%/+30%" frente al 10,5% oficial, "el PIB desacelera rápidamente hacia crecimiento nulo", "la balanza por cuenta corriente entra en déficit y su tipo director se encuentra situado en un intolerable 13,50%".

Las tres grandes agencias de calificación crediticia Fitch, Moody's y Standard and Poor's sitúan a la deuda argentina en el nivel de 'bono basura', lo que implica un riesgo de que el país no pague a sus acreedores. En este contexto, "parece lógico que Repsol reclame garantías adicionales para los bonos soberanos con que, aparentemente, va a ser indemnizado... sobre un importe que, por otra parte, en absoluto parece suficiente para compensar el valor del negocio expropiado", afirmaban ya en Bankinter tras conocerse el principio de acuerdo el martes.

Lejos de los 10.500 millones de dólares que había reclamado en un principio, con este acuerdo Repsol perdería 1.700 millones de euros (más de 2.300 millones de dólares) ya que tenía a YPF contabilizado en sus libros por 5.400 millones de euros (7.350 millones de dólares). Pero "la pérdida neta será inferior en unos 500 millones por el efecto fiscal", según el diario El País, y la petrolera se benefició de las fuertes subidas de sus acciones el martes en la bolsa de Madrid y de las de YPF, de la que aún posee casi un 12%, en Buenos Aires.

Además, 5.000 millones de dólares es más de lo que esperaban los analistas y, sobre todo, evita a la compañía un larga y costosa batalla judicial. Para los analistas de Bankinter, este era "un consejo de administración que podríamos calificar como crucial", porque debía analizar también la gestión de Brufau, quien recientemente recibió duras críticas del director general de Pemex, Emilio Lozoya. El acuerdo había sido alcanzado el lunes en Buenos Aires durante una reunión del nuevo ministro de Economía argentino Axel Kicillof con el ministro español de Industria José Manuel Soria y con Lozoya. Y sin la presencia de Brufau, lo que despertó especulaciones sobre su futuro.

Sin embargo, el consejo le dio este miércoles su respaldo. Manifestó "como órgano de administración de la compañía, el pleno apoyo a la estrategia de la misma y a la gestión que viene desarrollando el equipo de dirección". Pemex votó en contra de este punto.

AFP

Siga bajando para encontrar más contenido