Repunte manufacturero, buen síntoma para EE. UU.

Índice fabril subió en junio a 57,8, el más alto desde agosto del 2014, teniendo en cuenta que valores de más de 50 se leen como crecimiento. 

Manufactura

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
julio 03 de 2017 - 06:02 p.m.
2017-07-03

Las fábricas estadounidenses aumentaron su actividad en junio a un ritmo alto, con sólidos avances en la producción, los pedidos y el empleo, lo cual indica un fortalecimiento de la economía, según datos publicados este lunes por el Institute for Supply Management (ISM).

Entre otros, el informe de manufactura del ISM muestra que el índice fabril subió en junio a 57,8, el más alto desde agosto del 2014 (55,3), mientras que en mayo del 2017 fue de 54,9. En este registro, lecturas superiores a 50 indican crecimiento.

Además, el indicador de nuevos pedidos subió a un máximo de tres meses de 63,5 desde 59,5.

El crecimiento más rápido de los pedidos y la producción en el último mes del trimestre indican una solida demanda que, junto con el aumento de las exportaciones, muestra que la manufactura en EE. UU. es solida.

El pulso de empleo del ISM en la industria también denota que el indicador del Gobierno de nóminas fabriles (publicado como parte del informe de empleo del Departamento de Trabajo el viernes) se recuperará en junio, después de bajar un mes antes. La expansión fue generalizada: 15 de 18 industrias encuestadas por el grupo de gerentes de compras registraron crecimiento, como maquinaria, equipo de transporte, computadoras y artículos electrónicos, así como productos de petróleo y carbón. Las tres industrias que reportaron contracciones fueron prendas de vestir, fabricas textiles y metales primarios.

El alza mensual de 2,9 puntos en el índice del ISM, que fue el de mayor alza desde principios del 2013, también es notable, ya que viene en medio de las expectativas de que el Gobierno dará un impulso tributario a través de una reforma fiscal y gasto en infraestructura en un futuro próximo. “Todo mostró fortaleza”, dijo Timothy Fiore, presidente del comité de encuestas fabriles de ISM.

A menos de que surjan limitaciones de la cadena de suministro, “no hay realmente razón alguna” por la que el robusto ritmo de manufactura no pueda continuar”, añadió.

Al mismo tiempo, los fabricantes están a la espera de una mayor claridad sobre posibles cambios en las políticas, tales como impuestos, regulaciones y aranceles sobre los materiales importados, incluyendo el acero, agregó Fiore.

Siga bajando para encontrar más contenido