La Reserva Federal no modificó la tasa de interés

La autoridad monetaria decidió dejar sin cambios los tipos de interés de referencia entre el cero por ciento y el 0,25 por ciento, aunque mantiene sobre la mesa la posibilidad del alza antes de que acabe el año. También recortó la previsión de crecimiento del PIB en 2015 a entre 1,8 y 2,0 %.

La Reserva Federal no modificó la tasa de interés

Archivo

La Reserva Federal no modificó la tasa de interés

Internacional
POR:
junio 17 de 2015 - 07:45 p.m.
2015-06-17

La economía de Estados Unidos crece a un ritmo moderado tras el impacto de un duro invierno y probablemente es lo bastante fuerte como para soportar un alza de las tasas de interés hacia fines de año, dijeron funcionarios del banco central estadounidense.

Por su parte, la presidenta de la Reserva Federal (Fed) de EE.UU., Janet Yellen, advirtió hoy de "la importancia de la primera alza" de tipos de interés "no debería ser exagerada", y remarcó que debe verse aún más "evidencia decisiva" de crecimiento sostenido para que ocurra esa subida. "No debería ser exagerada la importancia de la primera subida de tipos de interés", ya que la política monetaria seguirá siendo "expansiva" por "un tiempo", afirmó Yellen.

De hecho, agregó la presidenta, "querríamos ver más evidencia decisiva de que el ritmo moderado de crecimiento económico será sostenido" para esta anticipada subida, que sería la primera en EE.UU. desde 2006.

"No se ha decidido cuándo será el inicio del ajuste, dependerá de los datos. Pero, ciertamente, es posible que se produzca este año", indicó Yellen.

La presidenta del banco central remarcó, sin embargo, que lo fundamental es asumir que se está en el comienzo de un camino de encarecimiento gradual del precio del dinero y, por tanto, no conviene concentrarse exclusivamente en la fecha concreta de la primera subida de tipos. En su comunicado de hoy, la Reserva reconoció el repunte y la mejoría en el mercado laboral, cuya tasa de desempleo se encuentra en el 5,5 por ciento.

También aseguró que las presiones a la baja sobre los precios se han reducido, pero que la inflación aún se encuentra muy por debajo del objetivo a medio plazo de dos por ciento.

Finalmente, Yellen advirtió que la economía mundial podría sufrir perturbaciones importantes si Grecia y sus acreedores no alcanzan un acuerdo.

"Esta es una situación muy complicada. En caso de que no haya un acuerdo veo el potencial de que haya alteraciones que podrían afectar las perspectivas económicas europeas y los mercados financieros globales", advirtió la funcionaria.

'EXPANSIÓN MODERADA'

Aunque la economía está mejor, ha registrado una expansión "moderada" en las últimas semanas, resume el banco.

La Reserva difundió previsiones más pesimistas sobre el crecimiento económico y el desempleo en Estados Unidos este año.

Según las nuevas proyecciones, el Producto Interior Bruto (PIB) del país debería avanzar solo 1,8 por ciento a dos por ciento en un año en el último trimestre de 2015 mientras que el desempleo se ubicará entre 5,2 por ciento y 5,3 por ciento, contra un rango de cinco por ciento a 5,2 por ciento previsto previamente.

En cuanto al otro indicador clave que toma en cuenta el FOMC para ajustar su política monetaria, la inflación, el comité opinó que el poco incremento de los precios tiene que ver con la caída de los precios del petróleo y productos importados, efectos "transitorios" que deberían desaparecer para permitir una inflación cercana a la meta de dos por ciento.

La Fed mantuvo sus previsiones de una inflación de entre 0,6 por ciento y 0,8 por ciento este año (0,1 por ciento actualmente), entre 1,6 por ciento y 1,9 por ciento el año próximo, para alcanzar el objetivo de dos por ciento de la Fed en 2017.

"El comité sigue monitoreando de cerca la inflación", indicó no obstante. Otra proyección muy seguida por los mercados, conocida como ‘dot-plot’, muestra que los participantes del FOMC bajaron su previsión sobre el ritmo de evolución de las tasas.

Casi todos los participantes creen así que las tasas se situarán entre 0,25 por ciento y uno por ciento para fin de año y unos pocos prevén que se ubiquen entre 0,5 por ciento y uno por ciento. En las últimas semanas tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como el Banco Mundial (BM) urgieron a la Fed a esperar hasta el año próximo para subir las tasas de referencia.

ASÍ REACCIONARON LOS ANALISTAS

Bruce Bittles, jefe de inversiones en Robert W. Baird señaló que el mercado actual “lleva ya mucho tiempo haciéndose a la idea. En algún punto queda descontado por completo. Quizás es ahí donde estamos. Sólo se puede gritar unas cuantas veces 'que viene el lobo' antes de que deje de funcionar".

Por otra parte, Terry Dufrene, especialista en inversión global de J. P. Morgan indicó que la subida de la tasa de interés sigue dependiendo de los datos: “Es el tipo de status quo que han estado telegrafiando todo este tiempo, no esperen nada en esta reunión. En su lugar, lo dejan todo para la reunión de septiembre y eso es lo que se hace con esta política de tasas de interés a cero”.

Con información de agencias