Prepárese para una revisión corporal más invasiva en aeropuertos de EE. UU. 

Los palpamientos serán más exhaustivos y podrían implicar que un oficial realice un contacto más intimo que antes.

Vancouver International, aeropuerto de Vancouver.
POR:
Bloomberg
marzo 05 de 2017 - 05:11 p.m.
2017-03-05

Aunque pocos lo han notado, desde hace mucho los empleados de seguridad de aeropuertos estadounidenses tienen la opción de usar cinco tipos diferentes de chequeos físicos en la fila de revisión.

Ahora, todos esos han sido eliminados y sustituidos por una sola estrategia universal. Y esta vez, sí que se darán cuenta. El nuevo palpamiento físico -para aquellos seleccionados para una revisión corporal- será más invasivo en lo que la agencia federal describe como una revisión física más "extensa", de acuerdo con un portavoz de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés).

El Aeropuerto Internacional de Denver, por ejemplo, notificó el jueves a sus empleados y tripulaciones que las "más rigurosas" revisiones "serán más exhaustivas y podrían implicar que un oficial realice un contacto más intimo que antes". "Yo diría que la gente que anteriormente hubiera sido sometida a una revisión física que no fuera a fondo, notará que las [nuevas] revisiones son más a fondo", dijo Bruce Anderson, portavoz de la TSA.

El cambio de la anterior valoración basada en el riesgo para ver qué procedimiento de revisión debía aplicar un oficial fue introducido gradualmente en el transcurso de las dos semanas anteriores luego de pruebas en aeropuertos más pequeños, dijo.

La TSA revisa a alrededor de dos millones de personas al día en los aeropuertos de Estados Unidos. La agencia no lleva un registro de cuantos pasajeros son sometidos a revisiones físicas después de pasar por un escaner. La gente que se niega a usar esta tecnología de revisión es sometida automáticamente a las revisiones físicas.

Mientras que los pasajeros podrían sentir que el proceso es más intrusivo que antes, no se espera que el nuevo procedimiento de revisión incremente el tiempo que tarda la seguridad aeroportuaria en general. Sin embargo, "quien sea revisado, a ellos los retrasará", dijo Anderson.

El cambio es en parte resultado del estudio de la agencia de un reporte del 2015 que criticaba algunos aspectos de los procedimientos de revisión de la TSA. La inspección, realizada por el inspector general del Departamento de Seguridad Nacional, llamó la atención de la prensa porque oficiales aeroportuarios no habían logrado detectar pistolas y otras armas.

Otro cambio provocado por el reporte fue la decisión de la TSA de poner fin a su programa de "inclusión controlada" con el que se permitía que algunos viajeros usen las filas especiales PreCheck para acelerar las cosas en horas pico.

Las revisiones físicas desde hace mucho son algo de lo que más le desagrada al público viajero de los protocolos de seguridad aeroportuaria. La TSA realiza todas las revisiones físicas con un oficial del mismo sexo, y permite que un pasajero solicite un área privada para la revisión, y contar con un testigo. De igual manera, el viajero puede pedir que la revisión se realice ante el público.

La nueva política también aplica a pilotos y sobrecargos. La TSA realiza revisiones aleatorias a estos empleados, y la cantidad de revisiones aleatorias para el personal de las aerolíneas no cambiará, dijo Anderson, aunque los empleados de los aeropuertos podrían ser sujetos a más revisiones aleatorias.

Siga bajando para encontrar más contenido