Revisión del Nafta beneficiaría a México y Canadá

Expertos aseguran que modernizaría los sectores convenidos. Esta revisión es una de las propuestas de Trump sobre el libre comercio.

Donald Trump

Donald Trump, presidente electo de EE. UU.

AFP

Internacional
POR:
Portafolio
enero 24 de 2017 - 05:51 p.m.
2017-01-24

La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, en inglés Nafta) que desea el presidente Donald Trump permitiría actualizar aspectos y regulaciones que beneficien no solo a Estados Unidos, sino también a México y Canadá, aseguraron varios expertos.

"Es momento de modernizar y mejorar Nafta, tenemos grandes oportunidades en el área de energía, tecnología, comunicaciones y otras más donde podemos mejorar", dijo a Efe Jon Barela, director ejecutivo de Borderplex Alliance.

El responsable de esta organización que promueve el desarrollo económico del área del sur de Nuevo México, El Paso (Texas) y Ciudad Juárez (México) cree que lo ideal es un acuerdo en áreas como la energía, que sirviera para que tanto EE.UU, como México no fueran tan dependientes de fuentes de energía exterior.

Explicó que además la tecnología actual no existía siquiera cuando se firmó el Tlcan en 1992, lo que abriría una puerta más para modernizar este tratado de libre comercio. Esto, en su opinión, beneficiaría a pequeños negocios de los tres países.

"Otro punto importante es invertir más en la infraestructura fronteriza, reducir la congestión y los tiempos de espera en los puertos de entrada fronterizos", señaló Barela en entrevista telefónica desde Washington, donde viajó para dar testimonio ante un comité del Congreso sobre el impacto económico de Tlcan.

La renegociación de este tratado fue una de las promesas de Trump durante la campaña electoral y este domingo confirmó su intención de iniciar el proceso con el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, al que recibirá el día 31, y con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, con quien también prevé reunirse pronto.

Medios nacionales indicaron que este lunes Trump firmaría una orden ejecutiva para iniciar la renegociación del Tlcan, aunque finalmente solo lo hizo para retirar a EE.UU. del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

El propio presidente mexicano dio por hecha este lunes la renegociación para modernizar el TLCAN, aunque se mostró firme en la necesidad de preservar el libre comercio en la zona.

Peña Nieto defendió esta ausencia de aranceles, después de que Trump manifestase durante la campaña un mensaje proteccionista al amenazar a grandes firmas con subir los impuestos de entrada al país a los productos que se fabrican en México para venderlos en EE.UU. David A. Gantz, profesor emérito de leyes internacionales de economía y política de la Facultad de Leyes de la Universidad de Arizona (UA), dijo a Efe que existen varias áreas donde NAFTA se puede modernizar.

"Un aspecto significativo podría ser las transacciones comerciales hechas a través del internet, algo que no existía cuando se firmó originalmente NAFTA", dijo el profesor, que recordó los beneficios millonarios que mueve este sector.

Algunos puntos a retomar, indicó, podrían ser el salario de los trabajadores, la infraestructura en puertos de entrada y regulaciones al sistema de transporte, entre otros. Por su parte, Glenn Hamer, presidente y director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Arizona, dijo a Efe que TLCAN ha sido un decisivo factor en la economía de este estado y consideró que una modernización podría beneficiar a los pequeños negocios al facilitarles transacciones en ambos lados de la frontera.

"Los pequeños negocios son la base principal de la economía estadounidense, se les deben dar las herramientas necesarias para poder expandir sus oportunidades de comercio", dijo Hamer.

Pero si por contra se ponen "obstáculos" para que las compañías estadounidenses manufacturaren en México, estimó Gantz, "realmente no hay mucho que renegociar en Nafta, se tendría que eliminar".

Indicó que durante las negociaciones, México jugará un papel fundamental, sobre todo porque es de gran interés para EE.UU. que su país vecino del sur tenga una economía estable.

En este sentido, el congresista por Arizona Raúl Grijalva dijo a Efe que la idea de renegociar Tlcan podría poner en peligro las relaciones comerciales que por años se han mantenido con México, y podría provocar un "incremento nuevamente de un flujo migratorio hacia este país".

Trump ha afirmado que su principal propósito con la renegociación sería defender al trabajador estadounidense y evitar que más compañías dejen de producir en el país.
"Creo que nuestro principal trabajo es que la gente entienda que el propósito de Nafta es crear trabajos en los Estados Unidos", enfatizó el responsable de Borderplex Alliance.
Explicó que millones y millones de empleos de trabajadores estadounidenses están directamente relacionados con tratados comerciales con México.

"Sería un grave error asumir que un trabajo creado en México, significa que un trabajo se pierde en Estados Unidos", indicó.

En su opinión los empleos que se han "perdido" en EE.UU. no tienen nada que ver con Tlcan, sino por deficiencias en las fábricas, la modernización y el uso de robótica, lo que ha reducido el número de trabajadores necesarios en la industria.

EFE