Riesgo geopolítico no frenaría fusiones y adquisiciones

El impulso a la inversión vendrá de intereses bajos, oscilaciones cambiarias y nuevas oportunidades. Esa es una de las conclusiones de los líderes empresariales reunidos en Davos, tras finalizar el Foro Económico Mundial.

Gates

EFE

Gates

Internacional
POR:
enero 24 de 2015 - 02:11 a.m.
2015-01-24

Las bajas tasas de interés, las oscilaciones cambiarias y la búsqueda de menores costos y oportunidades de crecimiento impulsarán este año un flujo constante de fusiones y adquisiciones, pese a las tensiones geopolíticas, dijeron líderes empresariales reunidos en Davos esta semana.

Presidentes ejecutivos de firmas, banqueros e inversionistas que participan del Foro Económico Mundial aseguraron que esperan que las empresas de Estados Unidos aprovechen el avance del dólar y el crecimiento del país para fortalecer su posición en los mercados mundiales. Mientras tanto, en el otro lado del Atlántico, el lento crecimiento alentará a las empresas europeas a buscar ingresos fuera y aliarse con rivales para reducir costos.

“Siempre hay grandes oportunidades después de una crisis. La clave es estar en una posición que te permita aprovecharlas”, anotó Federico Ghizzoni, presidente ejecutivo del banco italiano Unicredit.

Sin embargo, un escenario económico inestable con políticas monetarias divergentes de los países líderes y el posible brote de zonas de conflicto y tensiones diplomáticas representan grandes riesgos. “El 2015 y 2016 van a ser años muy volátiles económicamente, pero también en lo político y lo social”, dijo John Studzinski, vicepresidente del gestor de fondos Blackstone. El experto espera un buen año para las fusiones y adquisiciones, principalmente en Estados Unidos y también en algunos sectores europeos, como las telecomunicaciones, los medios y la tecnología.

Pese a los choques geopolíticos, como los conflictos en Ucrania y Oriente Medio, el volumen de acuerdos de fusiones y adquisiciones subió un 40 por ciento al 11 de diciembre del 2014, respecto del año anterior, su nivel más alto desde el 2007.

MOTIVOS DIFERENTES

Muchos jefes de firmas y banqueros esperan un buen año, en gran medida por la actividad en Estados Unidos. Se augura que empresas de los sectores químico, industrial, salud, tecnología y de gas y petróleo usen sus reservas de efectivo para consolidar sus negocios y comprar compañías devaluadas.

Algunas empresas estadounidenses también podrían tratar de beneficiarse de un vacío legal que les permite redomiciliarse en Europa y usar su dinero en el extranjero sin tener que pagar impuestos en su país. En Europa, por su parte, habrá una división entre empresas con problemas que buscan en los acuerdos una manera de reducir costos y las firmas más fuertes, que pueden pagar para alcanzar los mercados extranjeros de más rápido crecimiento.

Un rubro para tener en cuenta este año podría ser la industria química. “Nuestra industria es muy intensiva en capital”, acotó Tony Will, presidente ejecutivo del grupo estadounidense CF Industries, que el año pasado estuvo cerca de fusionarse con su rival noruega de fertilizantes Yara en un acuerdo motivado en parte por las ventajas tributarias.

“Si uno puede reducir su factura de impuestos a través de un acuerdo que crea valor para los accionistas, hay un caso muy convincente para seguir adelante”, afirmó.

Reuters