Rusia y Arabia Saudita apoyan extensión de recortes de producción de petróleo

Suben los precios a raíz del compromiso de hacer ‘lo que sea necesario’ para reducir las reservas internacionales.

Estados Unidos ha superado a Arabia Saudita y Rusia como primer productor mundial de petróleo por primera vez desde 1975,

En el encuentro del 25 de mayo en Viena se tomará una decisión sobre la extensión de nueve meses”.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
mayo 19 de 2017 - 09:52 p.m.
2017-05-19

El precio del petróleo subió después de que Arabia Saudita y Rusia manifestaron su apoyo a la extensión de un acuerdo encabezado por la Opep para reducir la producción hasta marzo de 2018, intensificando su empuje para reducir el exceso de inventarios que ha mantenido un tope sobre los precios.

(Lea: Las reservas de petróleo del país bajaron en 337 millones de barriles

El ministro de energía saudita, Khalid al-Falih, y su homólogo ruso, Alexander Novak, prometieron esta semana hacer “lo que sea necesario” para reducir las reservas mundiales de petróleo y equilibrar el mercado.

(Lea: La caída en reservas de petróleo prende alertas

La producción de EE.UU. y otros países ajenos a la Opep ha superado las expectativas del cartel y ha compensado los recortes al suministro de algunos de los mayores productores del mundo orientados a ponerle fin al peor colapso de los precios del petróleo en una generación.

(Lea: Fuerte recuperación de los precios del petróleo

Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo y líder de facto de la Opep, y Rusia, el mayor productor, se han visto obligados a adoptar nuevas medidas después de que los precios eliminaron sus ganancias desde que entró en vigor el recorte a la producción en enero.

Se esperaba que la Opep y otros productores como Rusia extenderían el acuerdo alcanzado a finales del pasado año, hasta finales de 2017. Pero las acciones para prolongar el acuerdo hasta marzo del próximo año sorprendieron a los analistas de mercado.

Los precios subieron más de un 3% después de que se publicó una declaración conjunta de los ministros, quienes se habían reunido en Pekín para discutir la política de producción de petróleo.

Ambos ministros de energía destacaron su compromiso de “estabilizar el mercado mundial del petróleo, reducir la volatilidad y asegurar el equilibrio de la oferta y la demanda”.

Recomendaron que la próxima ronda de reducciones se produzca en las mismas condiciones que el primer pacto, cuando acordaron reducir casi 1,8 millones de barriles por día durante los primeros seis meses de 2017.

La Opep debe reunirse para discutirlo, tratando de llegar a un acuerdo entre todos los miembros dentro y fuera del cartel.

En el encuentro del 25 de mayo en Viena es donde se tomará una decisión definitiva sobre la extensión de nueve meses. Los ministros de Arabia Saudita y Rusia se mostraron optimistas de que “un círculo más amplio de países” fuera del grupo actual se sumaría a la aplicación de los recortes.

Los ministros afirmaron que los recortes existentes a la producción contribuyeron a acelerar la disminución de las existencias en abril y mayo, e impulsaron una disminución de los suministros de petróleo en buques cisterna en el mar.

El presidente ruso Vladimir Putin, quien también estuvo en Pekín, aseguró que ampliar los recortes de producción de petróleo durante otros nueve meses fue la decisión correcta para garantizar la estabilidad de los precios del petróleo.

La Opep revisó al alza el crecimiento de la producción de esquisto estadounidense y de otros productores ajenos al grupo en un 58% hasta casi un millón de barriles en 2017, y las últimas estimaciones indican que el mundo requerirá sólo 31,9 millones de barriles por día del crudo del cartel en promedio este año.

Esto significa que la demanda de petróleo de la Opep es de sólo 200.000 barriles
por día más que los actuales niveles de producción, según los datos de los analistas de energía, a pesar de que los profundos recortes de producción que son al menos seis veces mayores.

Las agencias mundiales de energía todavía creen que el mercado del petróleo se reequilibrará en el segundo semestre, suponiendo que la producción no aumente más.

Pero Libia y Nigeria, que han quedado exentos de recortes de producción y cuya producción se espera que se recupere en los próximos meses, representan un riesgo para el acuerdo existente. 

Siga bajando para encontrar más contenido