El salario mínimo es cada vez más bajo en EE. UU.

En los últimos 50 años ha perdido su valor real. Debería estar en 10,5 dólares por hora y está en apenas 7,25.

Villas Miseria en Estados Unidos.

Sergio Gómez Maseri

Villas Miseria en Estados Unidos.

POR:
noviembre 22 de 2013 - 12:06 a.m.
2013-11-22

En términos reales, los trabajadores de más bajos ingresos en los Estados Unidos ganan menos que hace 50 años. De ahí que desde distintos sectores se esté proponiendo elevar el salario mínimo desde los actuales 7,25 dólares la hora hasta los 10,1 dólares en el 2015.

La primera sugerencia en ese sentido la formuló el presidente Obama en su discurso de la Unión el pasado mes de enero, recomendando la medida para estimular la demanda interna y fortalecer la débil recuperación de la economía.

En el mismo sentido, algunos legisladores demócratas han radicado un proyecto de ley que establece un sistema de reajuste automático del salario mínimo, acorde con otros estándares de la economía como el alza en la productividad, y que eleve el nivel actual en cuotas de 85 centavos de dólar la hora durante los próximos tres años.

Si el salario mínimo hubiera tenido armonía con los incrementos del promedio general de salarios, el mismo debería estar hoy en 10,5 dólares la hora, pero esto no ha ocurrido por su deterioro permanente a partir de los años 80, según diversos análisis realizados por el Instituto de Política Económica de Washington.

El ingreso de un trabajador en la línea de pobreza era de 19.245 dólares en 1964 y ha pasado a ser de apenas 15.080 dólares en el 2012, de acuerdo con los análisis de los expertos de dicho organismo.

David Cooper y Doug Hall; Indican que cualquier incremento en el salario beneficiaría de inmediato a más de 34 millones de trabajadores estadounidenses.

Por su parte, la investigadora Heidi Shierholz, PhD de la Universidad de Michigan, afirmó que no es cierta la teoría que se esgrime de que un aumento en el salario mínimo genere desempleo; por el contrario -señala-, la mayor demanda de la gente que más necesidades tiene genera un impacto positivo sobre el mercado de bienes y servicios, que a la vez incrementa la producción, lo cual redunda en la creación de nuevos puestos de trabajo. De hecho, dicha propuesta de reajuste podría ayudar a la creación de 140 mil nuevos puestos de trabajo.

Germán Duque

Miami

Siga bajando para encontrar más contenido